El tercer sector contará con 20,1 millones con cargo al IRPF

SPC
-

La Junta anticipa la misma partida que en 2018, a la espera de la aprobación por el Consejo de Ministros, para continuar con la financiación de más de 400 programas

El director de Comunicación de la Junta, Alejandro Salgado, comparece en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. - Foto: Ical

Las entidades del tercer sector de Castilla y León contarán el año próximo con 20,1 millones de euros, con cargo al 0,7 por ciento del IRPF para fines sociales, lo que les permitirá seguir financiando más de 400 proyectos. Es la cantidad, la misma que el año pasado, que hoy aprobó el Consejo de Gobierno y que la Junta anticipará, a falta del visto bueno del Consejo de Ministros que recogerá el reparto entre las comunidades. La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades publicará en los próximos días la convocatoria en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) para que las asociaciones presenten sus proyectos para optar a las subvenciones y así poder poner en marcha sus programas a principios de 2020.

La Junta ya anuncia que demandará al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, cuando se celebre el Consejo Territorial de Servicios Sociales, un incremento de esta cuantía con el fin de aumentar el número de proyectos y programas que pudieran presentar las entidades sociales de Castilla y León.

El procedimiento de concesión de estas subvenciones con cargo al  0,7 por ciento del IRPF para fines sociales se efectúa en régimen de concurrencia competitiva y aportará “certidumbre” a las entidades, garantizando a las personas la continuidad de los apoyos y ayudas que reciben. Además, suponen un avance en el aspecto social, ya que siguen apostando por el empleo de las personas más desfavorecidas, por la igualdad, la innovación y por el medio rural, permitiendo el mantenimiento y la mejora de los programas de atención a las personas más vulnerables de Castilla y León.

El director de Comunicación de la Junta en funciones, Alejandro Salgado, recordó que las entidades del tercer sector de la Comunidad gestionaron el pasado año más de 20 millones de euros de la asignación del IRPF, lo que permitió que más de 150 asociaciones financiasen más de 400 programas. Los programas y líneas de actuación serán prácticamente las mismas que el pasado año. Así, en la promoción de la igualdad entre mujeres y hombres y la prevención de la violencia de género, se incluirán líneas de actuación como la lucha contra la violencia de género, contra la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual, la promoción de la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres -especialmente jóvenes y en el medio rural-, y la atención a mujeres especialmente vulnerables.

La inclusión social, otro de los programas, incluirá líneas de actuación la atención primaria, orientación y seguimiento, los equipos de apoyo técnico personal y familiar para la inclusión, y los recursos de alojamiento y otras necesidades básicas.

En el ámbito de la infancia se contempla, entre otras líneas de actuación, la intervención para familias con necesidades especiales en situación de especial dificultad, prevención y atención ante la violencia hacia la infancia, promoción de la educación, calidad de vida infantil y protección de los derechos de la infancia, atención integral educativa y sociofamiliar en servicios residenciales para la infancia en situación de dificultad social y programas de prevención de la delincuencia juvenil.

Familia y conciliación de la vida personal, familiar y laboral será otro de los ámbitos de actuación y se centrará en la promoción de relaciones familiares saludables mediante la prevención y gestión de la conflictividad familiar, programas de apoyo a la crianza saludable y positiva de los hijos y las hijas y programas dirigidos a facilitar la conciliación de la vida laboral, familiar y personal.

Las personas con discapacidad estarán incluidas en líneas como la atención Integral dirigida a la promoción de la autonomía personal de las personas con discapacidad y vida Independiente, apoyo y descanso para familiares y cuidadores e inversiones y mejora de centros.

En el ámbito de las personas mayores se actuará en líneas como la prevención de la dependencia y promoción del envejecimiento activo, la permanencia de las personas mayores en su domicilio, conforme a sus deseos y preferencias, el voluntariado de y hacia las personas mayores, solidaridad y buen trato, el apoyo a las familias y las inversiones y mejoras de centros.

Para las personas drogodependientes se actuará en líneas como la prevención del consumo de drogas, la reducción de los daños, la asistencia a drogodependientes, la integración sociolaboral de drogodependientes y la atención a drogodependientes y familias en situación de vulnerabilidad social.

En el ámbito del voluntariado, se actuará en la promoción y formación del voluntariado, mientras que en el ámbito de la juventud, las líneas de actuación son la intervención del voluntariado juvenil, el fomento de la empleabilidad de jóvenes y el fomento de la educación no formal para la integración social de los jóvenes.


Las más vistas