Las infracciones penales crecen un 4,2% hasta marzo

SPC
-

Las infracciones crecieron de forma generalizada y desigual en todas las provincias de la Comunidad, salvo en Zamora, donde cayeron en un 5,8 por ciento

Las infracciones penales crecen un 4,2% hasta marzo

Las infracciones penales crecieron un 4,2 por ciento en el primer trimestre del año en Castilla y León, hasta alcanzar los 18.136, con especial incidencia a los delitos sexuales, que se incrementaron un 76,6 por ciento, al pasar de los 77 del año pasado a los 136 en los primeros tres meses de este año, según datos ofrecidos por el Ministerio del Interior y recogidos por Ical. De ellos, el número de agresiones sexuales con penetración fue de 12 (frente a las 10 del primer trimestre del año pasado) y el resto de delitos contra la libertad e indemnidad sexual se incrementó de los 67 a los 124, es decir, un 85,1 por ciento.

A nivel nacional, el número de infracciones penales contabilizadas en el primer trimestre del año ascendieron a 529.757, lo que supuso un aumento del 5,2 por ciento respecto a las 503.808 registradas en el mismo periodo del año pasado. También en este caso el mayor incremento se dio en el caso de los delitos sexuales, con un 18,8 por ciento más hasta alcanzar las 3.576 infracciones. Le siguen de cerca los delitos de secuestro, que crecieron en un 18,2 por ciento (hasta los 26), y los homicidios dolosos y asesinatos en grado de tentativa, que se incrementaron un 14,6 por ciento, hasta los 196.

También crecieron los delitos de sustracción de vehículos, en un 5,2 por ciento hasta los 141, o las infracciones por tráfico de drogas, que aumentaron un once por ciento al pasar de las 73 del primer trimestre del año pasado a las 81 de este año.

Por el contrario, se redujeron a la mitad los homicidios dolosos y asesinatos consumados, con uno registrado en los tres primeros meses del año; los delitos graves y menos graves de lesiones y riñas tumultuaria cayeron un 6,6 por ciento hasta los 169; los robos con violencia e intimidación también descendieron un 10,1 por ciento, hasta los 151; mientras que los robos con fuerza en domicilios cayeron un 9,5 por ciento, hasta los 812.

Por provincias, el aumento en el número de infracciones fue generalizado pero muy dispar, con la única excepción de Zamora, donde descendieron en un 5,8 por ciento, al pasar de las 1.056 del primer trimestre del año pasado a las 995 de los tres primeros meses de este año. En la provincia zamorana cabe destacar el descenso en el número de robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones en un 10,5 por ciento (de 76 a 68), de los hurtos, en un 9,8 por ciento (hasta los 240), frente al incremento de los delitos sexuales, que fueron ocho, el mismo número que los robos con violencia e intimidación contabilizados en este periodo.



Las más vistas