Kickboxing Soria mima la cantera

S.Recio
-

Esta temporada se supera el medio centenar de deportistas entre las etapas de formación y competición

Kickboxing Soria mima la cantera - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez.

El Club kickboxing Soriano se consolida una temporada más en la ciudad. En esta ocasión cuentan con 55 deportistas, 30 de ellos de la escuela de formación, «hemos aumentado el número del año pasado aunque siempre se puede mejorar, la clave estaría en tener unas instalaciones más amplias». Esta es la petición histórica de Daniel Crovetto, entrenador principal del club. Lanza también un nuevo objetivo, «conseguir que las edades que van de 14 a 18 años se enganchen al kickboxing». Por ese motivo buscarán colaborar con el ayuntamiento para realizar cursos de iniciación. La competición no arrancará hasta 2020 y por el momento el trabajo pasa por la primera toma de contacto  que va desde lo más básico con los nuevos niños a la pretemporada competitiva de los luchadores con opciones de medalla tanto a nivel regional, como nacional.
el respeto. Un deporte como el kickboxing transmite una serie de valores que se consiguen en el día a día, «hay que entrenar desde el respeto, los más pequeños deben aprender desde el principio que a pesar de combatir nunca hay que perder la deportividad y las buenas formas». Educar en valores es vital para Crovetto y en esos primeros años, «entrenamos el combate como fundamento, podría valer tanto para el kickboxing como para otras disciplinas de artes marciales». Con esos niños que ya son más veteranos «no nos marcamos grandes objetivos de resultados aunque intentamos que sean competitivos para que vayan consiguiendo medallas y que vean que el trabajo que realizan se transforma en buenas posiciones finales», afirma.
En edad adulta sucede también algo parecido, «muchos de los deportistas que se apuntan al kickboxing buscan simplemente un deporte con el que estar en forma y eso se lo garantizamos». Posteriormente muchos de ellos pasan a la competición nacional, «los entrenamientos aquí son más exigentes con una preparación física encaminada a los campeonatos a lo que se suma la táctica para preparar los combates».
El único ‘pero’ es no poder preparar ese campeonatos en unas instalaciones preparadas para ello, «en la sala del CAEP no tenemos las medidas adecuadas y eso siempre resta al no poder representar adecuadamente las condiciones que se encuentran en el torneo». Gabriel Hernández volverá a ser la gran baza con el objetivo de revalidar su Campeonato de España y buscar citas internacionales.