CRÓNICA PERSONAL

Pilar Cernuda

Periodista y escritora. Analista política


Malas noticias para los independentistas

De Ada Colau depende que los independentistas reciban un varapalo, basta con que quiera seguir siendo alcaldesa y acepte la propuesta de Valls de hacer frente a Ernest Maragall con el apoyo del PSC, la plataforma que lidera y que respalda Ciudadanos, y quizá el PP. Tendría que estar conforme también Sánchez, que nunca se sabe bien qué planea, pero si ERC no conquista la alcaldía, el procés quedaría muy dañado. Más aún después de los acontecimientos últimos que, sin ser gravísimos, al ser tantos y tan seguidos minan la eficacia del mensaje independentista que tantos están dispuestos a comprar.

Lo más hiriente para ellos llegó la semana pasada cuando el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo archivó la demmanda que habían presentado contra el Tribunal Constitucional por desautorizar la celebración del pleno para aprobar la DUI, la Declaración Unilateral de Independencia. Estrasburgo ha dicho que la desautorización se ajustaba a la legalidad, que el TC había actuado como debía. Esa misma semana, se prohibía la entrada en la sede del Parlamento Europeo en Bruselas a Puigdemont y Comin, que intentaban recoger su acta provisional de eurodiputados antes de que la Junta Electoral Central les excluyera de la lista de eurodiputados que habían cumplido el obligado requisito de acatar la Constitución. Puigdemont y sus abogados están pendientes de cualquier resquicio que se les abra pero, para su decepción, los eurodiputados de PSOE, PP y Cs están pendientes de todos y cada uno de sus movimientos, para impedir que se cuelen donde no deben o alguien ponga una firma en un papel colocado subrepticiamente sobre una mesa por los fugados de la justicia española.

Pretende ahora Puigdemont conseguir el estatus de refugiado políticos que le permitiría moverse por España sin ser detenido, pero ya está el gobierno alertado para que no se produzca esa circunstancias, o recurrirla ante los tribunales europeos sin algún gobierno de los que todavía están encandilados con Puigdemont cayera en el disparate, de dar credibilidad a un hombre que se refugia en Bruselas denunciando que España no es un país democrático y persigue a los políticos por sus ideas.

Este martes, los independentistas reciben otra mala noticia: el fiscal Javier Zaragoza, que en sus muchos años de experiencia ha recibido más de una crítica por su progresismo y su independencia ante el poder, ha determinado que lo ocurrido en Cataluña ha sido un golpe de Estado “en el que se empleó violencia”. Deducción a la que llega cualquiera que haya seguido el desarrollo del juicio en el TS y visto las imágenes emitidas en una de las últimas sesiones. Juicio y videos que pueden revisar los miembros del Tribunal de Estrasburgo cuando deseen, pues todo el juicio se ha emitido en directo y grabado para quien necesite visionarlo.

La última palabra la tienen los jueces… pero hay motivos para pensar que a los independentistas se les ha acabado la bula.


Las más vistas

Opinión

Las gafas de Benito

Todos los políticos se esconden su as bajo la manga. No hay duda de que ya no se hace política. Solo se vive de la política

Opinión

Sobre héroes y tumbas

A Soria, donde no hubo frente ni combates durante la Guerra, le corresponden 586 de esos civiles sacados de sus casa a la fuerza y asesinados según las investigaciones de la asociación ‘Recuerdo y Dignidad’