Pablo Ayuso: "El Zamora no estará tranquilo"

EDS
-

El Numancia B ya ha comenzado con los entrenamientos de preparación de la eliminatoria de ascenso a Segunda B. Pablo Ayuso tiene por delante seis semanas para jugarse toda la temporada a dos partidos ante los mejores del Grupo VIII

Pablo Ayuso: "El Zamora no estará tranquilo" - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez.

En la misma semana en la que el fútbol profesional ha vuelto a la competición, cuatro equipos de la comunidad han iniciado sus entrenamientos de preparación para jugarse la temporada a una carta. Zamora, Segoviana, Arandina y Numancia B, disputarán el playoff de ascenso en sede única en una final a cuatro. Pablo Ayuso asume el reto y ahora tiene por delante seis semanas de preparación para la cita. El fin de semana del 18 y 19 de julio llegará la hora de la verdad 
¿Qué tal se ha desarrollado esta primera semana?
Es pronto para sensaciones. Ha sido una semana de toma de contacto. Quiero destacar que la gente ha sido seria durante el confinamiento y han venido bastante bien, hemos hecho control de pesaje y todos los jugadores están en forma.
Tras un parón tan largo, ¿dónde hay que incidir para recuperar esa forma?
Lo que más se ha perdido es musculatura pero eso es solo cuestión de que pasen las semanas. 
No habrá faltado la motivación de la plantilla.
Tras tanto tiempo sin jugar al fútbol han llegado con mucha fuerza. He visto al equipo con muchas ganas e ilusión ante esta oportunidad que tenemos.
El reto no es fácil, el Zamora solo ha perdido un partido.
Es un equipo muy completo que además sabe adaptarse a cualquier circunstancia, aun así nosotros tenemos nuestras armas y muchísima ilusión.
¿Ha comenzado ya con un análisis en profundidad?
 Es pronto y ahora mismo nos importa más lo nuestro. Veremos cómo planteamos el partido y cómo vamos llegando pero sí es cierto que ya nos hemos enfrentado dos veces en esta liga y que además de ver esos encuentros tengo unos cuantos más. Ya conocemos a nuestra rival y cuando pasen las semanas iremos trabajando en función a ellos.
¿Cuando conoció al rival mandó deberes a los jugadores durante la cuarentena?
Les enviamos a todos los dos partidos que jugamos contra el Zamora para que los pudiesen ver y se fijasen en los errores y aciertos de esos encuentros. Al margen de eso y excepto algunos matices individuales de los rivales, no les hemos pedido mucho más durante todas esas semanas.
¿Es el Numancia B un equipo que por su juego le puede venir mal al Zamora?
Por lo que vi en el campo en nuestros partidos creo que nos tienen mucho respeto porque contra nosotros los han planteado estudiándonos mucho. Entienden que somos un buen equipo. David Movilla (entrenador del Zamora) nos conoce muy bien y seguramente no estén tranquilos con nosotros.
Hasta que llegue ese partido quedan seis semanas, ¿será suficiente para prepararlo?
Será suficiente. Tenemos que ir preparando todo dependiendo de la fase en la que estemos. Ahora trabajamos en grupos de diez y cuando ya podamos estar todos juntos iremos introduciendo nuevos conceptos. 
¿Cuáles son los principales cambios en el día a día?
Por suerte tenemos un gran equipo y cuerpo técnico que ha preparado muy bien este regreso. Al llegar tenemos control de temperatura y luego todos están muy pendientes de limpiar todos los materiales y de mantener las precauciones básicas. Nos hemos adaptado a esto con buena actitud. 
También deben mantener la precaución fuera.
Somos conscientes de que nos hemos hecho los test y que en el campo no hay riesgos. Ellos son jóvenes pero también muy maduros y saben perfectamente que fuera deben tener cuidado. Les encanta el fútbol y saben que para poder jugar tienen que ser precavidos fuera. 
Normalmente el objetivo del filial no es solo un ascenso, ¿ha cambiado su forma de enfocar la competición?
Es algo nuevo para nosotros. Nunca habíamos estado dos meses de parón para jugar un partido. Es una nueva experiencia pero tenemos la capacidad para afrontar bien este reto.
¿Jugar a un partido y no ser los favoritos les da una ventaja que no tenían?
Está claro. Son solo 90 minutos y puede pasar de todo. Es un reinicio de la competición, nosotros somos jóvenes y están con muchas ganas de crecer. Para el club sería muy interesante estar en Segunda B. Tenemos una bonita oportunidad y afrontaremos ese partido con la intención de ganar porque el empate no nos vale.