Solo seis niños saharauis vendrán en verano a Soria

EDS
-

Son menos de la mitad de los que llegaron en 2018 y, poco a poco, se han ido reduciendo las acogidas en la provincia de Soria en los últimos años

Solo seis niños saharauis vendrán en verano a Soria - Foto: Eugenio Gutiérrez MartÁ­nez

El inicio del verano, al menos informativamente, arrancaba hace años con la llegada de los niños saharauis que eran acogidos por familias sorianas. En el año 2003 vinieron más de 30, recuerda el vicepresidente de la Asociación Soriana de Amigos del Pueblo Saharaui, Miguel Ángel Hidalgo, de forma que las bienvenidas y despedidas de estos menores eran todo un acontecimiento. Sin embargo, poco a poco las acogidas han ido a menos y este verano llegan a su cifra más baja: solo seis menores procedentes de los campamentos de Tinduf pasarán los meses de julio y agosto con sendas familias sorianas. Aterrizarán en la provincia el 3 de julio. Son menos de la mitad de los que viajaron hasta Soria el pasado ejercicio, cuando llegaron 13, una docena vino a Soria hace dos veranos, y 16 en el año 2017.
La esencia de la iniciativa Vacaciones en Paz se sustenta en que personas a título individual, independientemente de su estado civil, o familias que acojan en su hogar durante casi dos meses a un niño o a una niña de entre nueve y doce años.
«Seis niños es poco», admite el vicepresidente de la asociación, que asegura que progresivamente las acogidas se han ido reduciendo en los «últimos cuatro o cinco años», por lo que de cara a próximas ediciones desde la entidad se han propuesto «intentar incrementar» el número de menores que puedan pasar el verano en Soria, apartados de las elevadas temperaturas que asolan los campamentos durante la estación estival.
No obstante, este descenso tan acusado en la provincia ya se había producido en el conjunto de Castilla y León y de España. «Para lo bueno y para lo malo, a Soria todo llega más tarde», matiza Hidalgo.
análisis. Para poner en marcha medidas y campañas que permitan el resurgimiento en la provincia del programa Vacaciones en Paz, el vicepresidente de la asociación adelanta que, en primer lugar, tendrán que analizar las causas por las que se prestan menos sorianos a la acogida. Puede que uno de los motivos sea que desde hace unos años los niños que se benefician del programa son más mayores (entre nueve y doce años) y en los primeros tiempos de la iniciativa llegaban pequeños de siete años que podían repetir experiencia durante varios veranos. 
Tampoco las expectativas de los menores son las mismas, explica Miguel Ángel Hidalgo, ya que en los campamentos en los que residen tienen acceso a los medios de comunicación y redes sociales, cuando antes «funcionaban con locutorios», por lo que lo que se encuentran en Españ