#ElDíaHablamosdesanjuan

EDS
-

El suplemento de fiestas de 'El Día de Soria' invita a tirar del hilo de la curiosidad ¡Que corra la charla al igual que corre la bota! A la venta de viernes a domingo la mejor guía de estos sanjuanes

#Hablamos de sanjuan

El suplemento de San Juan 2019 de El Día de Soria, que llegará a los quioscos el próximo viernes 21 de junio, invita a tirar del hilo de la curiosidad para conocer pequeñas historias sanjuaneras que se entrelazan y abren paso a los protagonistas de las fiestas, los jurados y sus cuadrillas. Preguntas como ¿deben cambiar los usos y costumbres?, ¿qué importancia tiene el toro en San Juan? o ¿es la Saca de verdad el día más importante del año? son las que se han hecho unos sanjuaneros a otros en las 96 páginas del especial.
Como si del desfile multicolor que surca el Collado una vez finalizado el Pregón se tratara, con peñistas y sanjuaneros de la mano dando los primeros tragos a las fiestas, el especial se conforma de conversaciones encadenadas entre parejas de sorianos. Las charlas corren, como los toros el Jueves la Saca, desde los recuerdos más íntimos de los protagonistas hasta las reflexiones sobre los usos y costumbres o los aspectos más prácticos de las fiestas. Unas fiestas que se hacen entre todos y de las que todos tienen una opinión. Por eso, un grupo de sanjuaneros, que pueden representar a los miles que hay en Soria, conversan sobre estas fiestas tan especiales. En el suplemento hay hueco para las anécdotas más divertidas, como las que deja siempre el Viernes de Toros, para pujas imposibles de los Agés o para la elegancia y emoción de un Domingo de Calderas. Entre los 18 diálogos sanjuaneros hay un espacio especial para las caras visibles de las fiestas, los jurados y sus cuadrillas. ‘El Día de Soria’  ha visitado a los doce alcaldes de barrio, que han abierto las puertas de sus locales para contarnos sus emociones, nervios o esperanzas de cara a estas fiestas de San Juan de 2019. Ya no queda nada para que el Pregón suene desde el balcón del Ayuntamiento y la rutina de la ciudad quede en suspenso durante cinco días. Cinco días mágicos que se convertirán después en nuevas anécdotas, recuerdos, imágenes imborrables e inmensas ganas de que llegue junio otra vez. De momento, que corra la bota y que todos podamos seguir hablando y disfrutando San Juan.