Fernández critica la "continuidad y degeneración política"

SPC
-

El procurador de Podemos insiste en que trabajará para buscar los apoyos para presentar una moción de censura

Fernández critica la “continuidad y degeneración política"

El portavoz del Grupo Mixto, Pablo Fernández (Podemos-Equo), calificó hoy de “continuidad y degeneración política” el pacto de PP y Cs y aseguró que el “único cambio son los sillones” a través de los acuerdos en Junta, ayuntamientos y diputaciones.

En su intervención, Fernández, que ha bajado de diez a dos procuradores, defendió que el 26 de mayo se votó cambio y ganó el PSOE, a quien felicitó, y acusó a Igea de “cercenar vilmente” lo que han dicho los ciudadanos con su apoyo al PP. Atacó directamente al líder naranja y próximo vicepresidente de la Junta para asegurar que “cada promesa ha sido una puñalada trapera, el cambio era mentira”, anotó.

Después de manifestar que en la pasada legislatura Cs fue “la alfombra naranja del PP” y que “nada a cambiado”, remarcó que “la continuidad y degeneración política son enseña” de la formación naranja y “su único cambio son los sillones”. A ello unió que quien era “verso suelto” en ese partido ha dado un “espectáculo” con los pactos y ha sido “dócil y demostrado tragaderas” con Rivera.

Fernández insistió en calificar de “chalaneo” el acuerdo de PP y Cs, dudó de que se vaya a cumplir y definió como una “tragedia” que Fernández Mañueco sea presidente de la Junta al considerar que carece de proyecto político y representa la parte más de derechas de un Partido Popular, “que huele a alcanfor”.

“La moción de censura va a sobrevolar su gestión. Vamos a trabajar por el acuerdo para desalojar al Partido Popular. Castilla y León no merece otros cuatro años del Partido Popular”, sentenció, para desglosar algunas medidas como el acceso a una vivienda accesible con un mayor parque púbico, una estrategia de infaestructuras dignas en colaboración con el Gobierno de la Nación y profundizar en el pacto fiscal.

Además, como “lo más importante y la mayor urgencia” pidió un plan contra la pobreza tras haberse duplicado el número de personas en pobreza severa 45.000 paisanos, a lo que Fernández Mañueco respondió que ha ofrecido una estrategia de lucha contra la pobreza en su discurso de investidura. “Más pronto que tarde en Castilla y en León las personas serán lo primero”, concluyó.

Desde el aprecio personal, Fernández Mañueco, tras afirmar que se alegra de “tenerle en esta legislatura que pudo no estar”, le recomendó que deje la “política de aspavientos y efecto y apueste por la política de verdad”. Sobre el reparto de sillones, miró a como Pablo Iglesias “implora” a Pedro Sánchez para darle su apoyo en la investidura.

El líder 'popular' recordó a Fernández que las denuncias de su supuesta implicación en un fraude en las primarias del PP se ha archivado y acusó a Equo que quiera “ensuciar” y buscar el “ruido político”. “Debería pedir disculpas”, aseveró.

Pablo Fernández y Fernández Mañueco discreparon sobre la política fiscal, ya que el primero defendió el pacto firmado con el PSOE y los sindicatos y el segundo respondió que no es un pacto fiscal, sino un “sablazo” a las clases medias.

“Subir impuestos asfixia a familias, empresas y personas y bajarlos crea más empleo”, defendió, para poner en valor que tres de cuatro trabajadores tienen contratos indefinidos y hoy en Castilla y León hay más mujeres que hombres trabajando. Sobre la vivienda, le respondió que Podemos sabe de ello y que se lo pregunte al “señor Iglesias”, en referencia a la compra de su chalé. “Serénese”, concluyó.


Las más vistas