Igea se alinea con los críticos de Cs para no vetar al PSOE

Santiago González
-
Francisco Igea (i) participó ayer en el comité de dirección nacional de su partido en Madrid. - Foto: Juan Lazaro (Ical)

El candidato 'naranja' a la Junta vota en el comité de dirección a favor de negociar con los socialistas, a pesar de haber firmado ya un acuerdo de gobernabilidad con el Partido Popular en Castilla y León

Igea se desmarcó ayer de la estrategia oficial de no negociar con el PSOE y en una votación en el comité de dirección, forzada por el eurodiputado vallisoletano Luis Garicano, el candidato de Ciudadanos a la Junta se mostró favorable a levantar el veto al PSOE. No obstante, esta postura sigue siendo muy minoritaria dentro de Cs tras recibir cuatro votos favorables (entre ellos el de Igea) y 24 en contra, además de tres abstenciones. Luis Fuentes, presidente de las Cortes y exportavoz parlamentario de Cs, apoyó la estrategia de Rivera.
Aunque Francisco Igea ya mostró en la campaña electoral su preferencia por desbancar de la Junta al Partido Popular, que lleva 32 años al frente del Ejecutivo, el dirigente vallisoletano se había alineado hasta ahora con la estrategia oficial marcada por Rivera de contar como «socio preferente» con los populares y así lo había apoyado en las votaciones llevadas a cabo en la dirección nacional, la última de ellas el pasado 3 de junio.
El candidato de Cs a la Junta, que por el momento no prevé dimitir, según fuentes de la formación, ofrecerá esta mañana una rueda de prensa para valorar la situación política y comentar el estado de las negociaciones, tras la firma del acuerdo programático realizada el pasado viernes. Esto podría dar un vuelco si Igea levantara el veto al PSOE en la Comunidad e iniciara contactos con Luis Tudanca, algo a lo que hasta ahora se ha negado    por seguir las directrices de Madrid y apoyándose en las decisiones del PSOE de pactar con Bildu en Navarra o con los independentistas en el Gobierno central.
No obstante, fuentes de la formación naranja consultadas por Ical, entienden que los contactos con el PP de Castilla y León, tras mantenerse que los populares son los socios preferentes, deben continuar con el objetivo de acordar un gobierno conjunto, que como explicó Igea el pasado viernes no supone que Cs dé soporte al Partido Popular, sino que constituyan un Ejecutivo con reparto de competencias y cargos.
Asimismo, miembros de la comisión negociadora apuestan por incorporar al gobierno de PP y Cs a perfiles profesionales de reconocido prestigio o independientes que se caractericen por ser expertos en su materia. Precisamente, la estructura y formación de este Ejecutivo conjunto es uno de los asuntos que los dos equipos negociadores tienen que resolver en los próximos días para que culminen los contactos.
Hasta el momento las negociaciones con el Partido Popular han salvado varios escollos, en materia de regeneración democrática y otros aspectos, aunque para ello ha tenido que intervenir directamente José María Espejo, uno de los dirigentes de máxima confianza de Albert Rivera. De hecho, el secretario de Acción Institucional estuvo presente el pasado viernes en las Cortes en la firma del acuerdo programático.
Francisco Igea debe encabezar ahora las negociaciones para la formación de la Junta que lleven a la investidura de Fernández Mañueco como presidente y a un miembro de Ciudadanos, que previsiblemente será él mismo, como vicepresidente. Así está comprometido en el acuerdo de gobernabilidad, aunque el propio Igea insistió la semana pasada en las Cortes que «aún no está todo hecho» y hoy informará sobre su estado.