Carlos Lafuente

Trabajador de la Función Pública


Un rayo de ilusión

Tal vez sea esta quincena de septiembre la que marca el comienzo del curso soriano y la vuelta a nuestras realidades, aunque para algunos el curso soriano se mida por las fiestas sanjuaneras. Hemos visto cómo se retomaba el pulso en el Ayuntamiento capitalino con la aprobación de la Cuenta General, con un PP en la oposición descabezado y con los naranjas mermados a la mitad (comentan en el Consistorio que sólo se ve por allí a uno). Los ayuntamientos de la provincia hacen sus cábalas para pedir los Planes Provinciales del 2020 y ver cómo llevan a cabo sus programas electorales. Para muchos equipos de gobierno, serán éstas sus primeras peticiones de obras.También se han puesto a planear su año los empresarios, que demandan mano de obra cualificada. Y aunque no les falta razón, también deberían comparar lo sueldos de esta provincia con las de otros lugares, que son sensiblemente superiores. Una equiparación al alza los convertiría en parte de la solución y no en otro matiz del problema. Y vimos el miércoles las banderas de Soria ¡YA! agitarse en la Vuelta ciclista a España a su paso por Soria. Buena ocasión y buena lucha la que lleva la plataforma. En fin, retales de nuestra vida, como decía Manolo García. Y retales son de nuestra Soria vaciada que bien podrían hacernos caer otra vez en el desaliento.
Pero como un rayito de luz se cuelan las noticias ofrecidas por el vicerrector del Campus de Soria que viene a alegrarnos este comienzo de todo. Y es que la oferta para cursar los diferentes grados se ha llenado de alumnos, gente joven, con ilusión, cargadas de futuro. Más de un 60 % de estos jóvenes provienen de otras provincias, lo que viene a paliar la sangría poblacional que sufre nuestra juventud. Algunos grados, como el de Enfermería, ocupa,, nada más y nada menos, el segundo lugar de las titulaciones más demandadas por los jóvenes de la UVa, tan solo superada por el de Medicina en Valladolid. Se han quedado sin plaza 270 solicitantes sólo en ese grado.Aquí tenemos otro mimbre para la elaboración de las soluciones a nuestra Soria vaciada. Sigamos trabajando todos en ello con la misma ilusión con la que estos jóvenes afrontan su futuro.


Las más vistas