Un bronce que quita todos los males para Mario Arancón

S.Recio
-

El soriano ha culminado con una medalla nacional una temporada plagada por las lesiones

Terminar con un metal la temporada ha sido un alivio y una satisfacción para Mario Arancón. El bronce nacional borra de un plumazo un año lleno de problemas físicos. Aunque no pudo revalidar el título de decatlón de 2018, la presea es todo un triunfo, "es un bronce que sabe ahora, probablemente la medalla con más mérito de mi carrera, más incluso que el oro de Getafe".

Lo lograba en un campeonato en el que además no pudo competir al 100%. Diez pruebas son muchos y tuvo que regular en todo momento, "tenía que regular en cada prueba y poco a poco me fui encontrando mejor. Cuando vi que la medalla estaba en mi mano apreté para lograrla".

Este tercer puesto llegaba además días después de una lesión en el Memorial Diego Barranco que estuvo a punto de dejarle sin competir. Una tendencia que se ha repetido toda la temporada, "la primera lesión fue la más grave y a partir de ahí fui encadenando una tras otra".

Un bronce que quita todos los males para Mario ArancónUn bronce que quita todos los males para Mario Arancón

Ahora Mario Arancón se tomará un ligero descanso pensando en una nueva temporada con citas tan importantes como el Campeonato de Europa, los Juegos Iberoamericanos y la olimpiada.