San Andrés y Almarza viven un traslado del arca histórico

Fernando Orte
-

La pandemia del coronavirus tampoco ha podido con esta tradición de siete siglos de historia

Estela, Cintia, Beatriz y Rosana han sido las primeras en echarse a los hombros el arca que cada 6 de enero trasladan de San Andrés de Soria a Almarza. Es una de las tradiciones más bonitas y curiosas de la provincia que este año se ha celebrado de una manera diferente por la situación sanitaria. 

Nada más comenzar se realizaba la primera desinfección del arca, aunque han sido constantes a lo largo del recorrido entre las dos localidades, sobre todo cuando se hacían relevos entre las personas encargadas de portarla. 

En Cantogordo, paraje equidistante entre San Andrés y Almarza, han tomado el relevo los vecinos de esta última localidad, que va a custodiar el arca durante este 2021 como todos los años impares. 

San Andrés y Almarza viven un traslado del arca históricoSan Andrés y Almarza viven un traslado del arca histórico

No ha hanido música ni apenas público, tan solo unos pocos vecinos que, sin embargo, han vivido con alegría el acto con aplausos espontáneos y vítores de "viva el arca".

Más fotos:

San Andrés y Almarza viven un traslado del arca histórico
San Andrés y Almarza viven un traslado del arca histórico
San Andrés y Almarza viven un traslado del arca histórico
San Andrés y Almarza viven un traslado del arca histórico
San Andrés y Almarza viven un traslado del arca histórico
San Andrés y Almarza viven un traslado del arca histórico