scorecardresearch

Molinos de Duero recupera su vida social

Ana Pilar Latorre
-

El ayuntamiento y la asociación cultura ponen en marcha cursos en horario de tarde para mayores y niños, desde informática e inglés a cocina y jotas

Molinos de Duero recupera su vida social - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez Eugenio Gutiérrez Mart

El Ayuntamiento de Molinos de Duero y la Asociación Sociocultural de esta localidad han puesto en marcha este curso un amplio programa de actividades en horario de tarde y tanto para mayores como para niños, ya que en octubre se podían retomar tras la pandemia. El alcalde, Miguel Bonilla, destaca la gran participación con la que cuentan las distintas actividades programadas; y la presidenta de la asociación,Mercedes Cuesta, comenta que «ha sido una gran idea porque las tarde de invierno en el pueblo son algo aburridas y con esta iniciativa le damos vida. Además de aprender podemos convivir al mismo tiempo». Así, los adultos pueden acudir a clases de informática, ginmasia, yoga, cocina y jota. Los más pequeños de Molinos de Duero tienen como opciones actividades extraescolares de inglés, taekwondo, informática y teatro. Tanto la asociación como el ayuntamiento han dado «prioridad» a contratar profesores de la localidad y de la zona. Por ejemplo, las clases de jota castellana las imparten dos jóvenes de la localidad, que pertenecen al grupo de baile de Duruelo. «Se aprende con ellas cada domingo la ronda de Molinos y la de Duruelo», detalla Mercedes. También imparte gente de la zona las clases de informática, gimnasia e inglés.

Este miércoles tocaba curso de cocina y pastelería, que imparte Laura Delgado y en el que participan seis vecinas de la localidad. Son tres horas cada semana, por lo que se intenta aprovechar el tiempo. En esta ocasión, aprendieron a preparar dos potajes y platos de cuchara, concretamente, purrusalda vizcaína y minestrone piamontesa; dos tartas de manzana, en bizcocho o en flan; y piruletas de bizcocho o cakepops. Además, la profesora, que es la que propone el contenido de las clases que se imparten en el espacio habilitado en el ayuntamiento, avanza que desde la próxima semana cocinarán tronco de Navidad relleno de ganache de turrón, roscón de reyes, turrón artesano, mazapanes, polvorones, coquitos, polvorones y mantecados... así como sopa y pastel de pescado. En el curso ya han elaborado cremas, bizcochos y trufas, arroz con leche, croquetas de varios tipos, escabeches en temporada micológica, salmón marinado, tartas de whisky y San Marcos, soletillas, verduras rellenas... «Estamos contentas porque las clases se pasan volando», apunta Mercedes, quien también participa en esta actividad.

La asociación sociocultural, que se puso en marcha hace ocho años, cuenta en la actualidad con 90 socios y tiene su sede en el edificio municipal que también alberga el telecentro. Entre otras actividades, organizan el encuentro de bolillos de julio, la matanza y la cena de socios en el puente de la Constitución (pendiente de organizar este año porque están pendientes de la situación sanitaria) y el encendido del belén que se instala en la plaza Mayor (sí que se realizará esta Navidad). Además, se retomarán en cuanto se pueda las excursiones y salidas, confirma la presidenta de este colectivo de Pinares. La asociación colabora en la organización de las fiestas, como las de Santiago el 25 de julio.