El Burgo aprueba un presupuesto de 4.325.000 euros

EDS
-
El Burgo aprueba un presupuesto de 4.325.000 euros

De ellos, 800.000 para el capítulo de inversiones

El presupuesto del Ayuntamiento de El Burgo de Osma para el ejercicio económico 2019 ha sido aprobado por el Pleno de la Corporación celebrado esta noche con los únicos votos favorables de los concejales del equipo de gobierno del Partido Popular. Las bases del presupuesto son la contención y racionalización del gasto corriente, la eficacia y eficiencia en la gestión, la garantía en la prestación de servicios, la inversión productiva para la mejora de edificios y para ahorro energético, la mejora de infraestructuras urbanas y el compromiso con la estabilidad y con la sostenibilidad financiera, manteniendo al Ayuntamiento sin deuda.

El presupuesto asciende a 4.325.000 euros, con unas inversiones previstas, recogidas en el capítulo VI, que llegan a casi 800.000 euros (exactamente a 796.880 euros), lo que supone el 18´4 % del volumen total de la estimación. A esta cifra, es preciso añadir los 100.000 euros para renovación de alumbrado público, implantando la iluminación tipo led dentro del plan de ahorro energético, que se consignan en el capítulo VII, y las partidas destinadas a mantenimiento de edificios e instalaciones municipales consignadas en el capítulo II de gastos.

Entre las inversiones previstas figuran la sustitución de redes con pavimentación, con una previsión de 400.000 euros; la ampliación y mejora del alumbrado público, con 200.000 euros; la adecuación de edificios e instalaciones municipales, por 150.000 euros; la mejora del Colegio Ruiz Zorrilla, con un coste estimado de 25.000 euros; o la señalización turística monumental con 16.879 euros; además de los 100.000 citados para la renovación del alumbrado público.

El alcalde, Jesús Alonso, ha querido destacar que la mayor parte de estas inversiones están cofinanciadas, es decir, se acometerán la mayoría de las inversiones “con un coste mínimo para las arcas municipales, o lo que es lo mismo, para los vecinos de El Burgo de Osma, pues buena parte de su coste lo pagarán otras administraciones, lo que supone poder contar con más recursos propios para mantener los servicios municipales”. El alcalde explicó que este hecho responde a un principio que siempre ha estado en el frontispicio de su responsabilidad como gestor público: “que la política es un servicio público que consiste en administrar los recursos que los ciudadanos ponen en las manos de quienes la ejercen, para que estos los empleen teniendo como objetivo el bien común”. Este principio, según el primer edil, también explica que el grueso del presupuesto vaya destinado a

la “mejora de calles, de edificios y de instalaciones que tienen una repercusión directa en la “mejora de calles, de edificios y de instalaciones que tienen una repercusión directa en la vida cotidiana de los vecinos”. 

La partida más elevada del presupuesto burgense es la destinada a bienes corrientes y de servicios, con 1.790.472 euros, lo que supone el 41´4 % del total. El alcalde ha señalado que de ella dependen “el mantenimiento de vías públicas, parques y jardines, caminos, edificios municipales, red de agua potable, red de alumbrado e instalaciones de servicios sociales, educativos, deportivos y culturales, así como gastos para alumbrado público y cultura y promoción turística”.

Las ayudas a las diversas asociaciones de la localidad, tanto de carácter cultural, deportivo o benéfico, constituyen la partida más importante del capítulo de transferencias corrientes del presupuesto. Las asociaciones recibirán un total de 55.000 euros. 

Como en el ejercicio anterior, el presupuesto contempla una consignación presupuestaria de 25.000 euros de subvención para el arreglo de fachadas, cubiertas y mejora de la eficiencia energética de inmuebles. Asimismo, se mantiene la dotación para ayudas al estudio de alumnos burgenses que se matriculen en el primer curso universitario, consolidando la subida del 50 % que se fijó en el presupuesto de 2017. Igualmente, el Ayuntamiento ha seguido consignado la correspondiente partida para todas las mujeres burgenses que tengan un hijo a lo largo del presente año. La medida pretende incentivar la natalidad en un contexto en el que España, y también El Burgo de Osma, tiene una fecundidad inferior a la necesaria para el relevo generacional. La baja natalidad conduce a una población cada vez más envejecida, que tiende a menguar y desaparecer, fenómeno denominado “invierno demográfico” o “suicidio demográfico”. La medida pretende también servir para ayudar a caer en la cuenta de que la natalidad es un hecho sumamente positivo, en todos los órdenes y una apuesta por el futuro de nuestra sociedad.

El alcalde Jesús Alonso ha manifestado que “desde el mismo momento en que entre en vigor, empezaremos a dar ejecución al presupuesto, un presupuesto concebido para mejorar la vida cotidiana de los vecinos, reflejo de una localidad dinámica, con unos índices de paro muy por debajo de la media de nuestro entorno, que despliega una actividad económica a diversas escalas, desde las empresas más grandes que atraen empleo y que hacen que a El Burgo vengan a trabajar decenas de personas de ciudades y pueblos cercanos todos los días, hasta las pequeñas empresas y comercios que hacen un gran esfuerzo por ofrecer sus mejores productos y servicios”.