El 'violador del ascensor' trata de suicidarse con pastillas

SPC
-

Pedro Luis Gallego, el asesino de Leticia Lebrato y Marta Obregón, que se enfrenta a 96 años de prisión, fue encontrado inconsciente en el suelo de su celda junto a una nota de despedida

PedroLuis Gallego, durante su salida de prisión por la Doctrina Parot en 2013. - Foto: Juan Lazaro (Ical)

Pedro Luis Gallego Fernández, conocido como el ‘violador del ascensor’, fue ayer encontrado inconsciente junto a una nota de despedida en su celda en el centro penitenciario de Herrera de la Mancha (Ciudad Real). Los primeros indicios apuntan a que el asesino de Marta Obregón y Leticia Lebrato enBurgos y Valladolid a principios de los 90 habría consumido algún tipo de pastilla o sustancia para autolesionarse, y según fuentes penitenciarias, su estado de salud reviste gravedad.
Un portavoz de Instituciones Penitenciarias confirmó que el preso preventivo excarcelado en noviembre de 2013 tras materializarse la derogación de la Doctrina Parot fue trasladado a un centro hospitalario y que el caso está supervisado por la inspección penitenciaria. 
El ‘violador del ascensor’ está ingresado preventivamente en un módulo ordinario de Herrera de la Mancha bajo supervisión de un preso de acompañamiento. El pasado mes de junio, la Fiscalía de Madrid solicitó 96 años de prisión por la violación de dos mujeres y el intento frustrado de otras dos que lograron huir de su captor en las inmediaciones del madrileño Hospital de La Paz. 
Fuentes penitenciarias informaron que el preso fue encontrado en torno a las ocho de la mañana de ayer inconsciente y tirado en el suelo de su celda. El interno de acompañamiento explicó a los funcionarios que habían estado hablando hasta aproximadamente la una y media de la madrugada del domingo al lunes. 
A Gallego Fernández se le aplicó el protocolo antisuicidio -que implica vigilancia permanente desde una mampara- hasta el pasado mes de enero, un protocolo que estuvo activo desde su último ingreso en prisión el 16 de junio de 2017, según informa Europa Press. 
Historial delictivo

Gallego  fue detenido por los asesinatos de Marta Obregón y Leticia Lebrato en noviembre de 1992 en La Coruña cuando intentaba cobrar un giro telegráfico de 50.000 pesetas enviado por sus familiares desde Valladolid. La Policía llevaba cuatro meses tras sus pasos, desde que el criminal consiguiera escabullirse de un cerco policial en Medina del Campo. Inicio el cumplimiento de su condena el 2 de noviembre de 1993. Estuvo preso en los centros penitenciarios de El Puerto de Santa María (Cádiz), Herrera de la Mancha (Ciudad Real), y Teixerio, antes de recalar en Alcalá Meco. Sin embargo, sus antecedentes delictivos se remontan a 1979, cuando fue por primera vez encarcelado acusado de robar un coche. Su segundo ingreso en prisión se produjo en 1981 por un delito de abusos deshonestos. Después, en 1984 ingresó de nuevo en la cárcel para cumplir una condena de diez años por violación; entre ese año y 1991, cuando abandonó la cárcel de Palencia con la condena extinguida, pasó por los tres psiquiátricos penitenciarios del país en condición de interno judicial. A pesar de todo, volvió a reincidir y asesinó a Leticia Lebrato y a Marta Obregón.


Las más vistas