Benito Serrano es el presidente más costoso por habitante

Nuria Zaragoza
-

Cobra 57.750 euros, el que menos de los presidentes de Diputación de la Comunidad

Benito Serrano es el presidente más costoso por habitante - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez.

En las diputaciones también se acabó la época de las ‘vacas flacas’ y prácticamente todos los presidentes se han revisado sus sueldos, al alza. 
El ‘popular’ Benito Serrano se ha estrenado en el cargo y en la legislatura con una actualización de su sueldo. Es una de las primeras medidas que llevó a pleno. Esta legislatura cobrará 57.750 euros, un 6%más que su predecesor, el socialista Luis Rey. Cabe recordar que, por ley, el presidente de la Diputación no puede cobrar más que el alcalde del municipio más poblado. En Soria, la capital (58.372 euros).
También en su caso Serrano está entre los presidentes de Diputación con un sueldo más bajo de la Comunidad. Solo el recién estrenado de la Diputación deZamora, Francisco José Requejo, de Ciudadanos, cobra menos que el soriano. 
No obstante, al igual que ocurre con el alcalde de Soria, si analizamos su sueldo tomando como referencia la población, también el soriano encabeza todos los listados y se sitúa como uno de los presidente que más caro sale a sus vecinos. Serrano cuesta a cada soriano 0,64 euros, el doble que los presidentes de Zamora o Ávila, el triple que el de Salamanca, y cuatro veces el de Valladolid. 
En lo que la Diputación de Soria es más austera es en liberación de políticos, es decir, en diputados con sueldo. La de Soria cuenta, de momento, con tres dedicaciones exclusivas para el equipo de Gobierno:dos para el PP, que ostenta el presidente y la vicepresidenta, María José Jiménez; y otra para su socio de gobierno, la PPSO, que ostenta José Antonio de Miguel. Estos cobran 48.300 euros. 
Quedan aún por definir las liberaciones, tanto de políticos como de técnicos, que darán a la oposición. La intención de Serrano es, según ha anunciado esta semana, «negociar» y consensuar con el resto de grupos «un reglamento orgánico» donde quede determinado «el número de diputados con los que, como mínimo, contará cada grupo político en la Diputación», que se establecerá «en función de la representación obtenida en las elecciones». «Pretendemos definir el número de liberados que cada grupo dispondrá como mínimo para poder trabajar durante toda la legislatura, en lugar de depender del criterio del presidente de turno», justifica. 
No obstante, «hasta la aprobación de este reglamento, y puesto que así está presupuestado, solo se pueden aprobar las liberaciones que vienen recogidas en la RPT (Relación de Puestos de Trabajo)», de manera que por ahora se va a «seguir trabajando con el mismo número de liberados que la legislatura anterior». Es decir, el PSOE se tendrá que conformar con media liberación de un político y un auxiliar administrativo al 70% hasta que llegue ese reglamento. 
En Burgos se han llegado a plantear hasta once liberaciones, si bien la intención política se ha visto frenada por la situación económica de la institución (que incumple la regla de gasto) y de momento serán cuatro. En Salamanca hay nueve dedicacioens exclusivas. En Ávila, nueve diputados tienen sueldo, y doce en Palencia (ocho exclusivas y cuatro parciales).