Los Royales, el barrio que anhela despegar

Ana Pilar Latorre
-

Tanto los empresarios que han apostado por esta zona como los vecinos que han comenzado allí una nueva vida denuncian el abandono y reclaman con urgencia mejorar las conexiones y el entorno para que sea como se prometió

Los Royales, el barrio que anhela despegar - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez.

Muchas familias fijaron su residencia y comenzaron una nueva vida en el extenso barrio de los Royales, con vistas idílicas del Pico Frentes, Urbión, Santa Ana... También hubo empresarios que apostaron por la provincia y, concretamente, por esta zona en expansión. Pero el despegue del barrio no ha sido tan idílico como se prometía, por lo que muestran su malestar por varias cuestiones, la falta de accesos y conexiones y el abandono en determinadas zonas, no las que se desarrollaron antes, sino las de los extremos, en la zona del Camino de los Royales y de la gasolinera, en torno a la avenida de Europa. Se ha avanzado en la vía de comunicación más importante para el barrio, que es la Ronda Suroeste o del Duero, pero para los vecinos y empresarios avanza muy lentamente y eso frena el desarrollo. 
El acceso a la zona sur de Los Royales desde la calle Segovia y la tardanza en la ejecución de la ronda es algo que José García Roig y Nacho García, gerente y director comercial, respectivamente, de +B Energías, consideran «tercermundista» y «demencial». Si se acabara, supondría «dinamizar la zona y que los vecinos puedan circular libre y cómodamente». «Es la espera eterna para que el Ayuntamiento termine de ejecutar lo que se comprometió con plazos y obras», comentan. En los alrededores de la gasolinera que gestionan creen que faltan vallas y limpieza, que hay taludes y montones de tierra, que «no ocurre en otro lugar de España, estamos como en medio del campo». Y es que la gasolinera -que lleva ya tres años en funcionamiento y ocho años construida en la parcela de 6.000 metros cuadrados- está introduciendo numerosas mejoras, «con la inversión que ello supone», como GLP, addblue y puntos eléctricos (para 2019). Queremos ofrecer un servicio cómodo y barato de la mejor calidad. El valenciano García Roig no descarta hacer más inversiones en Soria, a través de SorVal Inversiones, «un matrimonio económico entre Soria y Valencia con el que estamos muy a gusto, pero necesitamos ‘cariño’ por parte de las administraciones, como se hace en otros lugares».
Todo esta paralización, asegura, frena las intenciones que tienen las firmas de hacerse cargo de la superficie comercial de la parcela y del restaurante de comida rápido proyectado, con la consiguiente creación de puestos de trabajo en la ciudad. Igualmente, estas aperturas son algo que los propios vecinos esperan desde hace tiempo. «Sería un revulsivo para que la gente tuviera más interés en venir a vivir a esta zona, como alternativa a otras de la ciudad», comenta. Pero los representantes de la firma aseguran que en el Ayuntamiento no se les ha recibido desde hace dos años -la última vez lo han pedido hace cuatro meses- para solicitar que se agilicen los trámites para que los vecinos también puedan contar con servicios básicos.
Los Royales, el barrio que anhela despegarLos Royales, el barrio que anhela despegar - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez.Por ello, reclaman que la zona se limpie y se instalen vallas para «evitar cualquier desgracia» y mejorar la imagen. «Hemos invertido miles de euros y pagamos un IBI desmesurado. Hemos apostado desde el principio y firmemente por el desarrollo de la única zona en expansión de Soria y contábamos con que el Ayuntamiento cumpliera ya, aunque su versión que no hay dinero...», lamentan al tiempo que anuncian un encuentro esta semana con una empresa interesada en poner en marcha el supermercado.
zona sur. Los vecinos de la zona de la gasolinera hacia la Vía Verde están muy descontentos con la imagen del barrio y con lo poco que se avanza para mejorar tanto el entorno como el acceso. No hay contenedores y no se limpia, casetas de obra que los chavales utilizan como cobertizo, agujeros de farolas, escombros y cantos por cualquier lugar, calles de arena y tierra con casas construidas a pesar de no estar asfaltadas. 
Todo ello a pesar de que de ahí parte un camino natural y de uso turístico y deportivo como es la Vía Verde. «Pagamos impuestos como los demás ciudadanos de Soria, por lo que estamos en nuestro derecho de demandar actuaciones para mejorar el barrio. Todo se ha dejado en bruto...», comenta uno de los residentes.
También ven con tristeza que, frente a la zona del barrio desarrollada en primer lugar, haya en esta locales vacíos por ser el entorno tan desangelado. Creen que podrían instalarse negocios si el aspecto mejorara, pero también creen que es vital la comunicación. «Anuncian obras en el centro que no son tan necesarias y que pagaremos entre todos, como la de la Audiencia, pero aquí también lo necesitamos. Cuando llueve, los barrizales que se forman «son tremendos y tardan días en limpiar las alcantarillas en la zona más baja». Y, junto a las casas, «pipicanes naturales» al no estar vallados los terrenos. Suma y sigue, mientras otras zonas avanzan más rápido. 
«Si no hay calles no hay licencias, si no hay licencias no hay calles». Como anécdotas apuntan las de los mensajeros, que se pierden por una avenida de Europa «fantasma» en su prolongación, y las de sus amistades, a las que tienen que indicar siempre donde viven con localizadores. 
zona norte. En esta zona, los vecinos también solicitaron formalmente que se instale una parada de autobús urbano más cerca, ya que se encuentra a 300 metros y en esas viviendas residen cerca de 300 personas. Hasta la parada tienen que pasar -muchos con carros de bebé y con niños pequeños- de la ronda al parque de running por una pendiente sin asfaltar ni adoquinar, que muchas veces es un barrizal. Un parque, creen que está «abandonado», con tubos y jardines sin acabar, con poca iluminación, sobre todo en la zona de parkour... De lo que se preveía (árboles y arbustos , equipamientos infantiles, fuentes,  pradera natural...) para esta zona de ocio de 15.000 metros cuadrados y denominada la Viña del Cañuelo, para los vecinos es «bastante decepcionante».
Frente a las viviendas del extremo, aunque hay vallas, se han ido dejando escombros y ya sobrepasan el nivel del suelo. Otro problema son las pendientes que hay junto al Camino de los Royales, «donde puede precipitarse un niño que va corriendo o montando en bici en un descuido». Volviendo a la ronda, creen que la «media rotonda» que la une con el Camino de los Royales es «un peligro». «No entendemos como algo que va a ser definitivo se ha podido hacer así y no se ha optado por una rotonda en condiciones», denuncian los vecinos apuntando que en la ronda no hay bancos y que un carrito de bebé cabe justo en una de las aceras, que al otro lado tiene montones de tierra. Además, el final de la primera fase es un peligroso terraplén, a la espera de la segunda fase.
Jesús Muñoz, el concejal de urbanismo, hace referencia a servicios que dependen de la junta de compensación y a la iniciativa privada, así como a la situación que atraviesa la construcción y a las necesidades de la ciudad. Es, para Muñoz, el barrio más extenso de Soria y su desarrollo es lento.