CyL recibió a 4.400 trabajadores de otras comunidades

SPC
-

Un total de 8.500 ocupados castellanos y leoneses cambiaron de residencia dentro de la Comunidad

CyL recibió a 4.400 trabajadores de otras comunidades

Un total de 4.400 personas ocupadas que decidieron cambiar de Comunidad de residencia llegaron el último año a Castilla y León, según revela la estadística de movilidad laboral y geográfica del primer trimestre elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), frente a los 116.100 ocupados que se desplazaron a nivel nacional. En este ámbito, las comunidades que atrajeron un mayor número de trabajadores en el último año fueron Madrid (33.500), Andalucía (19.100) y Castilla-La Mancha (11.500).

Por su parte, el número de ocupados que han cambiado de municipio de residencia dentro de Castilla y León asciende en el último año a 8.600 personas ocupadas frente a las 300.700 en toda España. El mayor número de movimientos en este sentido se dieron en Cataluña (89.000), Madrid (43.700) o Andalucía (40.400).

La tasa de actividad entre los ocupados de Castilla y León que llevan menos de un año residiendo en la Comunidad asciende al 64,6 por ciento, porcentaje que sube al 71,4 por ciento en el tramo entre un año y menos de tres, y al 72,3 por ciento en el caso de los que llevan entre tres y menos de cinco años. Por el contrario, sube al 52,1 por ciento en el caso de los más de cinco años.

Con relación al primer trimestre de 2018, el número de ocupados con menos de un año de residencia en Castilla y León se ha reducido en 4.100 personas (-24 por ciento), mientras que subió un 8 por ciento los trabajadores en el tramo entre un año y menos de tres, al pasar de 49.700 a 53.700. En el caso de los residentes entre tres y menos de cinco años se registró una caída del 13,8 por ciento (40.600). Con más de cinco años de residencia en la Comunidad hay 855.200 ocupados, un 1,7 por ciento más que hace un año.

Por lo que se refiere a los parados, Castilla y León registró un porcentaje del 82 por ciento de desempleados que no ha cambiado de municipio de residencia al menos en los últimos cinco años, frente a la media nacional que es del 82,8 por ciento. Las comunidades con menos movilidad geográfica de sus desempleados -medidos en términos de mayor porcentaje de parados residentes en cada una de ellas que no se han movido en el último lustro- fueron Extremadura (90,3 por ciento), Andalucía (88,1 por ciento) y Murcia (86,4 por ciento). Las que registraron una mayor movilidad de los parados fueron Navarra (65,2 por ciento), Baleares (71 por ciento) y La Rioja (72,8 por ciento).