La Fiscalía denuncia falta de medios contra los malos tratos

SPC
-

Lourdes Rodríguez Rey propone incrementar la colaboración con la Junta para garantizar los derechos de los discapacitados

Lourdes Rodríguez Rey. - Foto: Ical

La fiscal superior de Castilla y León, Lourdes Rodríguez Rey, reconoció hoy avances en la lucha contra la violencia machista, pero denunció la falta de medios de la fiscalía para proteger a las mujeres, en especial a la hora de detectar y valorar el riesgo de la víctima, a la vez que planteó la necesidad de mejorar la coordinación entre las unidades de valoración de la fiscalía y la Oficina de Atención a las Víctimas.

En su intervención ante la Comisión de la Presidencia de las Cortes de Castilla y León para informar sobre la memoria correspondiente al año 2018, Rodríguez Rey también propuso mejorar la coordinación con los servicios sociales de la Junta para garantizar los derechos de las personas con discapacidad y mostró su total colaboración para que Castilla y León, se convierta en una comunidad referente en la investigación de los incendios forestales.

La fiscal superior aseguró que gracias a una mayor implicación de toda la sociedad se está avanzado en la lucha contra la violencia de género, pero advirtió que es necesario seguir educando en igualdad y sensibilizar a la Comunidad para que el maltratador “se sienta rechazado”. Además, denunció que a las fiscalías “no llegan más recursos” y planteó la necesidad de derogar el artículo que permite a la víctima no declarar contra su maltratador.

Rodríguez Rey también alertó de que la lacra de la violencia de género se acentúa en el medio rural, por lo que aseguró que es necesario que las víctimas de los pequeños pueblos tengan los mismos recursos en igualdad de condiciones.

En materia de discapacidad, además de la creación de juzgados especializados, propuso una mayor colaboración con los servicios sociales, disponer de herramientas informáticas que permitan a los fiscales tener información directa sobre tutelas o internamientos, contar con personal especializado, en especial psicólogos y mejorar la coordinación a la hora de realizar inspecciones en los centros de menores y también en las residencias de mayores.

No obstante, la fiscal superior reconoció el potencial y el reconocimiento que tienen los servicios sociales de Castilla y León fuera de la Comunidad, así como la estrecha colaboración que mantiene con la Consejería de Familia.

Rodríguez Rey, que inició su intervención reconociendo que la justicia continúa siendo “lenta y pesada”, reclamó voluntad política para llevar a cabo la “reforma de calado que necesita la Justicia en España”. “La sociedad avanza y nosotros seguimos con estructuras del siglo XIX”, aseguró, a la vez que reclamo un nuevo proceso penal, “ya que el español es una anomalía en el panorama internacional”.

Además, también criticó que es “impensable” que en las fiscalías no existan equipos multidisciplinares y reclamó la necesidad de contar con psicólogos y trabajadores sociales para mejorar la protección a los discapacitados y a las víctimas de violencia doméstica, o de economistas para perseguir los delitos económicos y de corrupción.

En materia de medio ambiente, reconoció el “discreto y eficaz” del Seprona y de las fiscalías” y ofreció a la Junta su colaboración para convertir a la Castilla y León en un comunidad referente en la investigación de los incendios forestales, aprovechando la existencia del Centro del Fuego (León) y de la presencia de unidades como la UME y bases aéreas.

Respecto a la trata de seres, la fiscal superior destacó la colaboración con la Consejería de Familia en la elaboración de un protocolo de actuación para las víctimas y anunció la puesta en marcha de la figura de un fiscal coordinador en Castilla y León en materia de extranjería.

Por otra parte, sobre los delitos de menores planteó la necesidad de crear un centro al margen del Zambrana (Valladolid) para atender casos específicos, a la vez que reclamó la ampliación del servicio de guardia, “ya que las emergencias no sólo se producen en horario de ocho a tres y de lunes a viernes”.

En relación a los menores, también alertó de la ciberdelincuencia y del reto que supone luchar contra unos delitos que afectan en todos los ámbitos y a todas las personas e instituciones. En este sentido, destacó la colaboración con la Consejería de Educación en la lucha contra el acoso escolar.


Las más vistas