Tres empresas de comedores ya ofrecen menús Tierra de Sabor

SPC
-

Las consejerías de Educación, Agricultura y Sanidad buscan ofrecer a los niños comida saludable

Elaboración de menús escolares en las cocinas de Serunion en Valladolid. - Foto: Ical

Tres de las cinco concesionarias encargadas de cocinar los menús escolares en la Comunidad como Serunion, Aramark y Ausolán-Igmo ya ofrecen desde el inicio del curso al menos un menú al mes con productos de la marca Tierra de Sabor, con el objetivo de que los niños disfruten de una alimentación de calidad y saludable. Las otras dos empresas están en proceso para obtener la acreditación del Itacyl (Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León), por lo que estos menús certificados por ‘Tierra de Sabor + Sabor Saludable’ estarán en los 513 comedores escolares existentes en la Comunidad y beneficiarán a los cerca de 50.000 usuarios.

La consejera de Educación, Rocío Lucas, apuntó esta iniciativa como novedad para esta legislatura, que busca fomentar una alimentación de calidad con la utilización de más productos de cercanía pero también avalados con una marca de garantía. No en vano, ya existe una vinculación entre el territorio y los menús escolares porque el compromiso adquirido entre la Junta y las concesionarias es que más del 70 por ciento de las materias primas empleadas para la elaboración de los menús para los colegios de la Comunidad procede de Castilla y León.

Tanto las consejerías de Agricultura y Educación así como las empresas gestoras del servicio consideran un “acierto” la implantación progresiva de menús escolares ‘Tierra de sabor + Sabor Saludable’. La medida permite, por un lado, que los estudiantes disfruten de productos de calidad de la región, con preparaciones sanas, pero además avaladas por la marca Tierra de Sabor. De esta manera, tanto los alumnos como sus familias conocer alimentos de cercanía. Un proyecto que nace tras el reconocimiento de los nutricionistas del Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid de los menús servicios en los comedores de los centros públicos de Castilla y León, tanto en la línea fría como los cocinados en los propios colegios. Por lo tanto, la Consejería de Sanidad también participa en la idea, gracias al equipo de nutricionistas y la Dirección General de Salud Pública.

Fuentes de Educación apuntaron a Ical que la Consejería lleva a cabo, desde finales de 2014, un plan global de mejora de comedores escolares con varias líneas de actuación para aumentar la calidad de un servicio público tan importante y fundamental para la conciliación para las familias castellanas y leonesas. Los últimos datos hablan de que el curso pasado hubo 48.200 comensales, con una asistencia media diaria de 35.400 usuarios. Una de esas actuaciones es la medida adoptada junto al Itacyl para que las cinco concesionarias obtengan el certificado de menú saludable, avalado por una marca de prestigio como Tierra de Sabor, vinculada al sector agroalimentario de Castilla y León.

El viceconsejero de Desarrollo Rural, Jorge Llorente, reconoció a Ical que una de las mejores inversiones que puede realizar la Administración es la apuesta por los hábitos saludables y una alimentación sana. De ahí el acuerdo alcanzado con las concesionarias para “garantizar” la utilización, al menos una vez al mes, de legumbres, hortalizas y fruta, que son productos básicos en la dieta mediterránea. Además, son materias primas donde Castilla y León es líder, además de alimentos amparados bajo denominaciones d origen (DO) e indicaciones geográficas protegidas (IGP). En la actualidad, Tierra de Sabor tiene un millar de operadores registrados y 6.000 referencias.

Beneficio para productores y transformadores

Llorente precisó que esta obligación está recogida en un pliego que firman las empresas de restauración colectiva, encargadas de elaborar los menús escolares, y que se certifica con acciones de control a los centros. Además, subrayó que el proyecto es positivo para los productores y los transformadores, que tienen la oportunidad de demostrar la calidad de los alimentos que cultivan y procesan.

El director regional de Serunion, Luis Gómez, confirma esta declaración al recordar que su empresa adquiere cada mes 4.146 kilos de productos de Tierra de Sabor para los menús certificados, con un importe de 9.386 euros. Alimentos que se preparan en la cocina central de la UTE Serunion Grupo Lince Asprona, que luego se distribuyen en 158 colegios públicos de la Comunidad, entre los que están la totalidad de los existentes en las provincias de Zamora y Palencia, además de 42 de León y 22 de Segovia. Menús que, en el caso de esta concesionaria, llegan a 9.000 comensales.

Luis Gómez precisa a Ical que el ingrediente principal del primer plato debe ser una legumbre; el pollo fresco para el segundo y una pieza de fruta (manzana o pera) para el postre. Además de estos productos, Serunion asegura que trabaja con otros alimentos de Tierra de Sabor, aunque no estén incluidos en los menús certificados.



Las más vistas