TIEMPO MUERTO

Diego Izco

Periodista especializado en información deportiva


Los partidos que sobran

05/05/2019

Una Liga nos presenta partidos apasionantes, feos de narices, emocionantes, insulsos, eléctricos, directamente sacados del cajón de los horrores, delicados, diurnos y nocturnos, meros trámites, maravillosos por sorpresa (donde nadie los espera), de viernes y de lunes… Pero sobrar, lo que se dice sobrar, no sobra casi ninguno. Son 380 encuentros por temporada y apenas sí encontramos tres o cuatro de ellos, en las últimas jornadas, en los que no hay nada en juego más allá de la honra. Por ejemplo: el viernes, el Sevilla necesitaba ganar (y se estrelló) para apuntalar sus opciones de Liga de Campeones; ayer, aunque el Barça juegue ya a calzón quitado con el título en la mano, el Celta necesitaba puntos para alejar el fantasma del descenso -arrancaba la jornada solo dos puntos por encima del 18º puesto-, qué contarles de un Levante-Rayo disputado con el cuchillo de salvar vidas entre los dientes, además de un Alavés apurando sus (merecidas, aun sin gasolina) opciones de meterse en Europa la próxima campaña… y sí, el primero que sobra de la 18/19: un Espanyol que ni p'arriba ni p'abajo y un Atleti que arrancaba a nueve del Barça y nueve sobre el Madrid. Hoy, el Getafe defendiendo con uñas y dientes su sorprendente atalaya frente a un Girona que agoniza contra pronóstico, el Villarreal buscando para respirar en el Bernabéu, el Valladolid a la desesperada frente a un Athletic que quiere Europa y el Huesca comprobándose el pulso a ver si sigue vivo ante un Valencia que no sabe si mirar hacia la próxima Champions o hacia la presente Europa League.

Y sí, el segundo partido de sobra, un Eibar-Betis sin complicaciones reales, lo que nos daría un balance de dos partidos inútiles de 360 disputados. Un mínimo 0,5% que refuerza la idea de que cada partido cuenta y de que hay mucho 'tardano' intentando hacer hoy lo que no hizo en mil ayeres.



Las más vistas

Opinión

'HERSTORY'

Ha tenido que venir una pandemia mundial para que empecemos a valorar tareas históricamente feminizadas

Opinión

Las normalidades

Preparemos para lo peor y así disfrutaremos de lo mejor que nos puede traer esta nueva normalidad