La batalla por Washington empieza con buen pie

Sara Borondo
-

Con 'Tom Clancy's The Division 2', Ubisoft ha mantenido lo mejor del primer juego y ha solucionado sus puntos débiles

La batalla por Washington empieza con buen pie

La penetración de internet en todos los hogares y las crecientes velocidades de conexión han cambiado el modelo de desarrollo de los juegos, y ahora proliferan aquellos que salen a la venta con unos contenidos base que después se van ampliando y modificando mediante parches y contenidos descargables. Es el camino elegido para Anthem, Star Wars Battlefront, Destiny o Tom Clancy’s The Division, por mencionar algunos. A la mayoría de ellos se les reconoce una buena jugabilidad desde el principio, pero lo habitual es que se lancen muy cortos de contenidos y haya que esperar meses para que ofrezcan una experiencia consistente. The Division 2 se sale de esta norma y desde el momento del lanzamiento, a mediados de marzo, resultó ser un juego muy divertido y completo. La primera gran expansión de contenido ha llegado hace unos días para confirmar que el producto seguirá creciendo a buen ritmo tanto en contenidos como en número de jugadores, ya que ha sido el tercer juego más vendido en España en marzo, tras Sekiro y Devil May Cry 5. 
El primer The Division salió hace tres años y tuvo buenas críticas aunque se le achacó que las misiones eran repetitivas y de relleno. El estudio desarrollador, Massive Entertainment, tomó buena nota y en The Division 2 han ampliado y mejorado las fortalezas del primero y corregido los puntos más débiles. La historia de la serie parte de una idea terrible en sí pero atractiva desde el punto de vista narrativo: The Division es un grupo especializado de agentes creado por el Gobierno de los EEUU que permanecen durmientes viviendo como civiles hasta que se activan para intervenir en alguna catástrofe, como cuando una organización terrorista utiliza billetes para extender un virus letal y se desata una pandemia.
La acción de The Division 2 comienza siete meses después del principio de la epidemia, cuando llega una llamada de socorro de Washington, que ha sido tomada por varias facciones y el jugador, como parte de un grupo de élite, tendrá que proteger a los civiles que quedan y recuperar la ciudad. Como el primer juego, se puede jugar en cooperativo o con otros jugadores, aunque esta segunda opción es mucho mejor. 
The Division 2 ha sido desde el lanzamiento un brillante shooter looter y no tardaron en despejarse las dudas sobre lo qué sucedía al terminar el juego, en el endgame. Terminar la campaña es solo el principio ya que al llegar al nivel 30, el máximo, los jugadores eligen una especialización (en supervivencia, demoliciones o tirador) y puede acceder a la zona oscura para el Jugador contra Jugador, nuevas misiones cooperativas o formar parte de clanes. 
La primera gran actualización gratis indica la voluntad del estudio de conseguir que los jugadores sigan teniendo muchas horas de diversión por delante. Cuenca Tidal es un nuevo bastión a manos de los Colmillos Negros, los enemigos más difíciles del juego y con el mejor arsenal. La actualización incluye también la categoría CM5 para el mundo, la dificultad heroica, tres lotes de equipo y misiones de invasión semanales. 
Forma parte del primer episodio del DLC Invasión: Batalla por D.C, que incluirá más adelante Operación Horas Oscuras, la primera raid para ocho jugadores y una nueva especialización.


Las más vistas

Opinión

Las gafas de Benito

Todos los políticos se esconden su as bajo la manga. No hay duda de que ya no se hace política. Solo se vive de la política