Soria registra dos denuncias al año por delitos de odio

Nuria Zaragoza
-

El racismo y la xenofobia están detrás de cinco de cada nueve denuncias que se presentan en la provincia. A nivel nacional, la ideología se sitúa como primer motivo

Soria registra dos denuncias al año por delitos de odio - Foto: Eugenio Gutiérrez MartÁ­nez

El vídeo se hacía viral en apenas unas horas. Una mujer que llevaba una bandera española era agredida durante una manifestación en Tarragona en protesta por la sentencia del ‘procés’ (la sentencia en la que el Tribunal Supremo ha condenado por sedición a los líderes independentistas que organizaron el 1-O). El atacante ya ha sido identificado y se enfrenta a una denuncia por un presunto delito de odio.
Las convulsas situaciones políticas y sociales están detrás de buena parte de los delitos de odio que se registran en España -la ideología se sitúa como primer motivo con el 37,3% de los casos-. Pero no es solo eso... Racismo, xenofobia, orientación sexual, discriminación por sexo, por prácticas religiosas, por enfermedad... se esconden detrás de las 1.598 denuncias que se presentaron el año pasado en España por delitos de odio, una figura penal hasta ahora poco frecuente y minoritaria pero que en los últimos años no deja de crecer. 
dos de media, al año. Soria no es ajena a este fenómeno, si bien es cierto también que aquí las cifras están por debajo de la media nacional, y regional. Es una cuestión meramente estadística, a menos población, menos delincuencia. No obstante, es evidente que también tiene que ver el clima de convivencia. Aún así, el pasado año se registraron dos denuncias por delitos de odio en Soria, lo que supone una incidencia de 2,3 casos por cada 100.000 habitantes. La media nacional es de 3,4. En Castilla y León se situó en 2,4.
Un año antes, en 2017, se denunció en la provincia un caso. En 2016 hubo también una denuncia, mientras que en 2015 se registraron dos. El año más negativo fue 2014, cuando se llegaron a denunciar tres hechos de este tipo.
En contra de lo que ocurre a nivel nacional (donde la ideología es el principal motivo), en Soria el racismo y la xenofobia están detrás de la mayoría de las denuncias. De hecho, de las nueve registradas en los últimos cinco años, cinco tuvieron este origen (dos en 2018, una en 2016 y dos en 2014). El resto, fueron por motivos de orientación o identidad sexual (dos, una en 2017 y otra en 2015), creencias o prácticas religiosas (una, en 2014) e ideología (una en 2015). 
La situación de Soria sigue la tónica regional. El racismo y la xenofobia están detrás de cuatro de cada diez delitos de odio que se cometen en Castilla y León, según datos del estudio elaborado por la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior. 
plan municipal. Precisamente para combatir este tipo de conductas discriminatorias, el Ayuntamiento de Soria, en colaboración con diferentes asociaciones, trabaja en la elaboración de un Plan Municipal contra la intolerancia, la discriminación y los delitos de odio. Existe ya un borrador y hay un«compromiso firme» por parte del equipo de Gobierno, garantiza el concejal de Acción Social y Juventud, Eder García, si bien prefiere no avanzar plazos porque trabajar el asunto «con calma» y de forma «personal». Eso sí, tiene ya claras algunas líneas. La primera, que debe ser un plan«en positivo», que «obviamente incluirá escenarios de discriminación, racismo...» pero que debe ir encaminado a «mejorar la convivencia». En segundo lugar, que debe ser un documento «útil», que no quede únicamente en «una declaración de intenciones». También, debe ser «participativo». Aunque se valora sacar un pliego para que una «empresa especializada» analice el tema, a partir de ahí serán las propias asociaciones las que lo desarrollen con el equipo de Gobierno, bajo la dirección de García. 
El objetivo, proteger el respeto al diferente, sometiendo las libertades de expresión e intelectuales, a un principio superior: la igualdad y dignidad de todos los ciudadanos.