Mariano Vicén, arteria comercial en horas bajas

Nuria Zaragoza
-
mariano Vicén, arteria comercial en horas bajas - Foto: [[[Eugenio Gutierrez Martinez.; Eugenio Gutiérrez

La zona que fue hace años referente comercial de la ciudad está en horas bajas, con numerosos locales sin actividad comercial y esperando la deseada reactivación económica. Varios negocios se han trasladado a otros barrios

El área de la calle Mariano Vicén, con su prolongación hacia la calle Almazán y la paralela avenida Duques de Soria, en el barrio de los Pajaritos, fue en su día un importante referente comercial en la ciudad de Soria. Desde 2008, como otras zonas de la ciudad, se encuentra en horas bajas intentando aguantar el tirón con la esperanza de poder dar salida a los cerca de 20 locales que ahora están vacíos. Mientras llega la reactivación económica que anime a emprendedores, no acaban de ocuparse los locales por distintos motivos, como el alto precio de los alquileres y, de ahí, la escasa rentabilidad de los negocios para muchos empresarios, que optan por otras instalaciones en alquiler en otros barrios, como el centro. La construcción de la estación intermodal en El Cañuelo podría suponer un soplo de aire fresco para una zona más bien de paso -aunque cada vez menos- que de compras. 
En los últimos años han cerrado por distintos motivos en esta zona del sur de la ciudad varios negocios (bar, perfumería, estanco, papelería, tienda de repuestos, de ropa, de lámparas, de congelados, de deportes, de cocinas...); y muchos de estos locales siguen sin actividad. Se van manteniendo, en muchos casos ‘a duras penas’, los supermercados y tiendas de alimentación, como pescaderías, panaderías, carnicerías, de aperitivos... Y también otros más específicos de informática y telefonía, quiosco, accesorios y ropa de bebés, zapatería, jabones, moda nupcial y peletería, electrodomésticos... Lo que sí hay es un auge del sector servicios frente a los comercios, con el mantenimiento y llegada de sucursales bancarias,  centros médicos (rehabilitación, fisioterapia, podología, psicología...), peluquerías y salones de belleza, aseguradoras, academias, autoescuelas, centros médicos, gestoría, transporte urgente... 
La hostelería sigue contando con una nutrida representación, convirtiéndose en una pieza clave del entramado comercial de la calle, también muy vinculada al deporte, al estar allí la sede del C.D. Numancia y al ser vía de paso de aficionados y deportistas hacia Los Pajaritos y de estudiantes hacia el campus universitario Duques de Soria. 
radiografía. Pues este es el repaso que hacen Adolfo Miguel Llorente y Priscilo de Miguel Nieto, vicepresidente y tesorero de la Asociación de Vecinos de los Pajaritos, quienes lamentan el cierre de negocios con una amplia trayectoria y que otros «tengan que desistir al poco tiempo de abrir porque no les queda más remedio al no salirles las cuentas». Les apena que haya numerosos locales vacíos y creen que se debe, principalmente, al traslado de los negocios a otras zonas de la ciudad más jugosas, la jubilación de sus responsables o la escasa rentabilidad por los altos precios de alquiler, que «en algunos casos ha subido hasta un cien por cien. O se tienen negocios en locales en propiedad o no son viables». «Eso hace que no aguanten y que tengan que cerrar», añaden los vecinos. Además,  hay edificios en mal estado a los que sus propietarios no les dan salida, dificultando la llegada de nuevos negocios comerciales. 
Desde el colectivo creen que ante esto «poco se puede hacer. La responsabilidad es de los propios sorianos, que somos poco defensores de lo nuestro». No ven con buenos ojos que se compre fuera de Soria y que no se apueste por comprar en tiendas de proximidad como las de esta zona, sobre todo la gente joven que opta por grandes superficies. El colectivo sí que ha solicitado al Ayuntamiento un mayor impulso a esta zona comercial, como a otras de la ciudad, sobre todo con la  iluminación navideña, que este año «se quedó en nada» a pesar de que por allí pasa la Cabalgata. Ypiensan que también influye que sea un barrio más envejecido comparado con otros (U-25 o Royales), por lo que animan  a la gente joven que vive en calles cercanas en las que no hay comercios a comprar en los establecimientos de proximidad de Mariano Vicén y las calles aledañas. 
«Es una de las mejores calles de Soria, está muy bien comunicada y hay aparcamiento, tanto de la zona azul como normal, y tiene carril-bici. Estás a dos minutos para poder hacer cualquier compra o gestión, tanto en bancos como en administraciones. Ya querrían esto muchos madrileños», comentan los vecinos añadiendo que «debería ser la segunda artería comercial de Soria».Destacan la labor de muchos comerciantes, que se afanan en ofrecer a sus clientes productos de gran calidad para marcar la diferencia respecto a las grandes superficies y que son «a los que hay que apoyar» especialmente en la actualidad.
ingresos y gastos. Mª Ángeles Izquierdo, comerciante de la zona y de la junta directiva de FEC Soria, opina que «en precios no podemos competir con otras superficies comerciales, pero sí en calidad, atención, accesibilidad...». «Un local en esta zona puede costar lo mismo que en el centro, por lo que es lógico que se tienda hacia allí. Es algo que no compensa, porque tienes los mismos gastos pero luego los ingresos de una zona a otra pueden ser superiores», añade. 
Apuesta, como la asociación vecinal, por atraer a compradores jóvenes a esta zona, donde hay comercios de proximidad y variados, se aparca bien, no hay distancias, es accesible... La empresaria recuerda que del 9 al 11 de mayo tendrá lugar la Feria del Stock, en la que los comerciantes de Soria pondrán productos en oferta que sacarán a la calle. «Queremos que se sea algo dinámico para promocionar el comercio soriano, con ofertas, talleres...», concluye la comerciante, añadiendo que ella misma hace la compra en esta zona en la que hay de todo y donde tiene su negocio, a pesar de vivir en otro barrio. 
El arquitecto Valentín Sanz va a instalar su estudio en breve en Mariano Vicén. «He buscado locales por muchas zonas y quería tener visibilidad y que no hubiera demasiado ajetreo, que hubiera tránsito pero que no fuera como en El Collado», apunta. Hace referencia a que su trabajo requiere también concentración y no solo la atención al público, con entradas y salidas constantes de clientes. Sobre el precio del alquiler de un local comercial, opina que «en Soria es algo muy extraño» y que «depende mucho de los propietarios». Pero cree que es algo generalizado, que «pasa lo mismo en todos los sitios». A él le han encajado las instalaciones, la zona y el precio y está satisfecho con la elección. También podría abrir pronto en la calle una lavandería. 
Y pronto dicen adiós a su emplazamiento actual las Galerías Guisán, un negocio muy veterano que lleva allí nada menos que 33 años. Se trasladan a la calle Ferial. Su decisión es «por estar más céntricos, en principio». Además, pasan de un local alquilado a uno en propiedad, lo que consideran que es un gran avance. Sobre si han notado menos movimiento y ventas en los últimos años, Soraya Sampedro apunta que «no hay tanto ambiente como había antes en la zona. La gente siempre te dice que tiene que bajar hasta aquí para venir a la tienda». «También ha afectado mucho el cambio de circulación», ya que al cortar el paso de vehículos por Mariano Granados hay muchos clientes de otras zonas de la ciudad que ya no se acercan al negocio. Mariano Vicén espera recuperar, si no el esplendor que tenía hace años, sí algo más de movimiento y actividad comercial. No es que sea como el Collado, una zona peatonal y típica de paseo, pero sí que pueda alzar el vuelo y ser punto de referencia de actividad económica, no solo un lugar de paso.

mariano Vicén, arteria comercial en horas bajas [[[Eugenio Gutierrez Martinez.; Eugenio Gutiérrez
mariano Vicén, arteria comercial en horas bajas - Foto: [[[Eugenio Gutierrez Martinez.; Eugenio Gutiérrez