ESCAÑO CERO

Julia Navarro

Periodista y escritora


¿Quo vadis Ciudadanos?

Es innegable que Ciudadanos ha obtenido un buen resultado en las urnas. No ha conseguido dar el "sorpasso" al PP pero casi. Aún así hay muchos votantes que se encuentran perplejos por la estrategia de Albert Rivera y la dirección de Ciudadanos. 
Parece que no quieren ocupar el "centro" de la política sino que prefieren instalarse en la derecha porque en ese caladero, creen, pueden encontrar mas votos. Es decir parece que renuncian a ser un partido de centro para situarse en la derecha y hacerse con la hegemonía de ese espacio político. 
No lo sé, pienso que no, que en realidad la mayoría de la sociedad española se siente más cómoda con opciones políticas centradas, y un ejemplo es el éxito obtenido por Pedro Sánchez en las urnas. 
La estrategia del PSOE ha sido inteligente: Sánchez no ha bajado al ruedo, a la pelea con otros candidatos salvo en los debates televisivos. Su participación en campaña ha sido plana, sin histrionismos y centrando su mensaje al asegurar que no va a hacer nada fuera de los límites de la Constitución y que los independentistas no son de fiar. Estas son las dos ideas que ha repetido y que sin duda han calado. 
Los estrategas socialistas han sido inteligentes diseñando una campaña con un objetivo: convencer a los votantes de centro que Pedro Sánchez es de fiar. Y lo han conseguido. 
Pero lo que es incomprensible es que Albert Rivera, Inés Arrimadas y demás dirigentes de Ciudadanos hablasen del PSOE con tanta rabia, casi con odio. No solo estigmatizan al PSOE sino que de paso están estigmatizando a los votantes socialistas. 
A mi me resulta desagradable la acritud que destila Rivera cuando califica a Pedro Sánchez poco menos que de peligro para la democracia. 
Es evidente que Pedro Sánchez ha cometido muchos errores y que hay muchos, muchísimos ciudadanos que no se fían de él y por eso no le votan, pero establecer un cordón sanitario sobre el ahora Presidente y sobre todo sobre el PSOE es una exageración tan descomunal que resulta difícil de comprender sobre todo porque Rivera y los suyos no parecen tener los mismos escrúpulos a la horade de tratar con la extrema derecha que representa VOX. 
En mi opinión Rivera y los suyos se equivocan menospreciando al PSOE y a sus votantes y lo único que van a conseguir es abrir un abismo entre los dos electorados. 
Hay muchas personas a las que le gustaría un gobierno de coalición entre PSOE y Ciudadanos o al menos que Sánchez y Rivera fueran capaces de pactar un programa de gobierno como ya hicieron en una ocasión anterior. 
Los dioses ciegan a los hombres que quieren perder y me parece a mi que están cegando a Albert Rivera.