Crece el ahorro en las entidades locales sorianas

Ana I. Pérez Marina
-
Crece el ahorro en las entidades locales sorianas

La Autoridad Fiscal advierte de que los depósitos que los ayuntamientos guardan en los bancos en el conjunto del país ya superan al endeudamiento

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), organismo que vigila las cuentas públicas, señala que los más de 8.000 ayuntamientos españoles tienen ya en su conjunto más ahorro que deuda. Los 27.000 millones en depósitos que guardan superan a los 26.000 que soportan de endeudamiento, según un informe de esta entidad sobre los presupuestos de las administraciones territoriales. En el caso de la capital soriana no se cumple esta aserción general relativa a las corporaciones locales, aunque cabe destacar que la deuda vida se ha reducido de forma sustancial en más de un 17% en los últimos cinco años. Así las cosas, el Ayuntamiento de Soria aún debe 23,8 millones de euros a entidades de crédito, sin contar con los 3,2 millones que adeuda a otras administraciones (Reindus y Avanza), según los datos de la liquidación de 2018 presentados en febrero. En cuanto al dinero que el Consistorio soriano tiene ahorrado, la cifra asciende a 6,5 millones. 
«Es hora de hacer un balance de legislatura en términos económicos y no puede ser más que muy positivo. Veníamos de unos años de vacas flacas, como la mayoría de las administraciones, de incremento de la recaudación y contención del gasto para reducir deuda y mantener inversiones», argumenta al respecto el concejal de Hacienda del Consistorio soriano, Javier Muñoz.
De esta forma, la deuda del Consistorio de la capital se halla por debajo del 60% (para ser exactos en el 58,705%) y desde 2015 el montante a deber a los bancos ha disminuido en cinco millones de euros.
La AIReF estima que los municipios son la parte del Estado que cuenta con unos ingresos más estables y menos sensibles al ciclo económico, ya que el pago del IBI o del impuesto de la circulación, apuntan desde la entidad, no deja de abonarse porque haya una recesión. A esta estabilidad en los ingresos tributarios hay que añadir, en el caso del Ayuntamiento de Soria, la mejora de los aprovechamientos maderables (1,5 millones) o la recuperación del volumen de licencias urbanísticas (solo la licencia de las obras de la ampliación del hospital Santa Bárbara ha aportado más de 871.000 euros, el 9,54% del remanente).
En el caso del segundo ayuntamiento de mayor tamaño de la provincia de Soria, Almazán, también ha conseguido rebajar la deuda en las dos últimas legislaturas.«En 2012 era de 2,5 millones de euros y ahora es de 1,2 millones», destaca el alcalde adnamantino, José Antonio de Miguel. 
En este sentido, el regidor recuerda que cuando arrancó su mandato hubo que pedir un crédito de 700.000 euros «para ir pagando las facturas pendientes, que superaban los 2,7 millones» y, poco a poco, se ha logrado minimizar las cantidades a deber a las entidades financieras.
remanente. «Además, contamos con un remanente de tres millones de euros, a lo que hay que sumar los 900.000 euros de la residencia Nuestra Señora de Guadalupe», apostilla De Miguel. Sobre esta cuestión, se queja de las limitaciones impuestas por Hacienda a los ayuntamientos a la hora de dar salida al superávit.
Así, el alcalde de Almazán pone el acento en que son las corporaciones locales las que cumplen con los consideraciones que marca Hacienda y tienen que ajustarse a la regla de gasto. «Se premia a los que gestionan mal», lamenta, ya que son las comunidades autónomas y la Administración central las que están «más endeudadas». 
De hecho, en el conjunto del país, las entidades locales han reducido su deuda en casi diez millones desde el año 2015, mientras que la cuenta a deber del resto de las administraciones ha subido notablemente. Asimismo, en términos generales, según la información del Ministerio de Hacienda, los ayuntamientos sorianos acortaron la deuda con los bancos en 1,2 millones en el último ejercicio.
a cero. Cabe destacar, por otro lado, que algunos ayuntamientos sorianos tienen deuda cero. En el caso de El Burgo de Osma, desde el año 2013 no debe a los bancos. La deuda también es cero en el caso de Berlanga de Duero o en el municipio pinariego de San Leonardo.