Equipar la cárcel ha costado más de seis millones

Nuria Zaragoza
-

Todos los suministros están ya adjudicados, a falta solo de libros, instrumentos y medios informáticos periféricos. El subdelegado espera que esté todo entregado en el segundo trimestre del año

Equipar la cárcel ha costado más de seis millones - Foto: Eugenio Gutiérrez MartÁ­nez

Montar la cocina de Soria I, el nuevo centro penitenciario de Soria, ha costado más de 800.000 euros, a los que hay que añadir casi 50.000 euros en utensilios. La lavandería y la panadería para atender a los más de 800 internos que podrá acoger el centro [está dotado con 684 celdas y152 complementarias en ingresos, salidas y tránsitos, enfermería y régimen cerrado] suman otros 365.000 euros. 
‘Amueblar’ (el mobiliario interior) la prisión ha costado más de 800.000 euros, a los que hay que sumar cerca de 200.000 en decoración y textil y 20.000 en material de aseo e higiene. 
Cerca de 300.000 se han inyectado a seguridad, comunicaciones y antidisturbios. Más de medio millón de euros ha sido necesario invertir en medios informáticos, casi 40.000 en equipos de imagen y sonido, 12.000 en electrodomésticos y más de 40.000 en equipos y material para oficinas (fax, fotocopiadoras...). 
La maquinaria para limpiar la nueva cárcel ha costado aproximadamente 16.000 euros y se han destinado más de 20.000 solo a equipamiento de recogida de residuos sólidos, es decir, a contenedores, cubos...  
Dotar la zona sanitaria y clínica ha costado casi 340.000 euros, incluida una consulta de odontología. Aprovisionar el gimnasio con equipamiento deportivo ha supuesto un desembolso de 90.000 euros; y nutrir la biblioteca de libros, más de 70.000. Habrá también instrumentos musicales para uso de los internos valorados en más de 6.000 euros. 
tendrá talleres y guardería. La nueva cárcel construida en los terrenos de la Laguna del barrio soriano de Las Casas contará, como la actual, con talleres ocupacionales y aulas donde los internos podrán aprender profesiones que les ayuden a su integración una vez hayan finalizado sus condenas y donde puedan obtener también una remuneración por los trabajos desempeñados para empresas externas. Dotar de equipos y herramientas el edificio de talleres productivos de la nueva prisión ha costado cerca de 50.000 euros. 
Soria I dispondrá también de guardería, un servicio que no existe en las instalaciones penitenciarias actuales. Porque, cabe recordar, la nueva cárcel podría acoger módulos de mujeres, y la Ley 13/1995 de 18 de diciembre permite a las madres con una condena de prisión tener a sus hijos consigo hasta que estos cumplen tres años.
firma soriana. De señalizar los 37.427 metros cuadrados que ocupa la cárcel (en una superficie de 90.000) se ha encargado una empresa soriana. Cerca de 7.000 euros para colocar todos los indicativos necesarios para ubicarse en esa pequeña ciudad formada por doce minicentros y con una ordenación urbanística propia. 
En total, han sido necesarios más de una veintena de pliegos y más de 50 adjudicaciones (algunos pliegos se dividían en varios lotes) para dotar a la nueva cárcel de Soria de todos los suministros y equipos necesarios para su puesta en marcha. 
dos millones de ahorro. La suma de todo ello supone una inversión que ronda los seis millones de euros, lo que significa que se ha conseguido ahorrar dos millones respecto de lo inicialmente estimado (la suma de los presupuestos de licitación de todos los pliegos vinculados al centro penitenciario de Soria supera los ocho millones de euros). 
De los más de 20 pliegos mencionados, restan hoy solo tres por adjudicar, según especifican desde la Subdelegación del Gobierno de Soria. Son los relativos al suministro de equipamiento de libros, instrumentos musicales y medios informáticos periféricos, con un presupuesto de licitación de 71.027, 6.292 y 84.700 euros respectivamente, que se espera se adjudiquen en breve dado que ya ha culminado en dos de ellos el periodo de presentación de ofertas y en el de libros lo hará el próximo día 21.
Nadie se atreve ya a poner una fecha  exacta a la apertura de Soria I. Las continuas demoras desde que se anunció el proyecto en 2005 (al amparo del Plan de Actuación Específica para Soria , el PAES) obligan a ser prudentes, máxime cuando las promesas que han ido formulando los diferentes representantes políticos (incluidos ministros) en sus visitas a Soria han caído siempre en saco roto. 
El Gobierno contestó por escrito al respecto en febrero del año pasado. Fue en el marco de una pregunta formulada por los senadores del PP.  Entonces, anunció: «[El plazo de ejecución de las obras y equipamiento se prevé de nueve meses, con fecha para iniciar los trabajos en mayo de 2019]. Si se cumplen los plazos, el centro penitenciario estará terminado y equipado en febrero de 2020 para su entrega a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias y su puesta en servicio para el segundo trimestre del 2020, una vez se realicen las tareas de supervisión y control de las instalaciones de servicio y seguridad».
todo entregado «en abril». Cumplir este plazo se aventura ya complicado. Estamos en febrero y, aunque el grueso del equipamiento está ya adjudicado, aún quedan algunos flecos. En concreto, tres contratos aún por adjudicar y otros con meses aún por delante de plazo de ejecución [parte del mobiliario, por ejemplo, se adjudicó el mes pasado]. 
No obstante, es innegable que ahora hay motivos para pensar que la apertura está más cerca. «Cuando nos incorporamos a la acción de Gobierno nos encontramos con un centro penitenciario que estaba finalizado pero sin equipamiento, con lo que difícilmente se podía plantear la apertura. Lo primero que hicimos fue, junto con la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias y la Sociedad Estatal de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios y de la Seguridad del Estado (SIEPSE), empezar a trabajar en el equipamiento del centro porque, entre otras cosas, faltaba el emisario de saneamiento -que se licitó en abril del año pasado y que cuenta con un plazo de ejecución que está a punto de finalizar- y todo el equipamiento -que se ha ido licitando a lo largo de 2019-. Han sido más de seis millones de euros que están ya adjudicados, salvo algún problema que ha habido en alguna de las más de 20 licitaciones y que ha habido que volver a licitar. En cualquier caso, entre finales de marzo y abril creo que van a estar todos los equipamientos entregados y recepcionados», confía el subdelegado del Gobierno en Soria, Miguel Latorre.
proceso pendiente. «A partir de ese momento [una vez esté el equipamiento recepcionado], la SIEPSE lo entregará a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias y, una vez que se entregue, el Ministerio de Interior tendrá que dictar la orden de apertura», avanza el subdelegado. Desde el punto de vista técnico, esa orden marcará la apertura oficial del centro penitenciario, si bien eso no significa el traslado de los internos, avisa. 
«Una vez que esté la cárcel abierta con todo el equipamiento recepcionado y verificado, habrá que ir chequeando todos los dispositivos de seguridad y demás, e incorporar a los nuevos funcionarios», justifica. Para ello, «la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ya está trabajando en la nueva Relación de Puestos de Trabajo (RPT), que tendrá que ser aprobada por el Ministerio de Hacienda y la Comisión Interministerial de Retribuciones y, una vez que esté todo eso verificado, ya se podrá proceder al traslado de los internos. Pero la apertura, técnicamente, se podrá dar por realizada cuando la Sociedad Estatal entregue todo el equipamiento, que es cuando se puede comenzar a trabajar», insiste Latorre. 
RPT: 150 más en plantilla. Dos pasos marcan, por tanto, la puesta en funcionamiento de la nueva prisión:la orden de apertura y la incorporación de funcionarios. El primero depende de la recepción del equipamiento. Para el segundo, concreta Latorre, «se está redactando por Instituciones Penitenciarias la RPT», si bien, «la tramitación administrativa es compleja». En cuanto a la previsión que hay, recuerda, «se hablaba del orden de 150 funcionarios más» aunque, insiste,«va a depender mucho de los módulos que finalmente se abran». Cabe recordar que, en principio, la idea era comenzar con cuatro módulos, a los que habría que sumar enfermería e ingresos. 
Resultará clave en este sentido la oposición que hay actualmente en marcha para cubrir 900 plazas del cuerpo de ayudantes para los centros penitenciarios de todo España [el primer examen tuvo lugar el pasado 2 de febrero]. La Secretaría General espera que los nuevos funcionarios estén incorporados a sus puestos antes de que termine el primer semestre del año. 
«La intención de Instituciones Penitenciarias es aprovechar este proceso selectivo para incorporar a la nueva RPT de Soria I funcionarios de esta promoción», reconoce Latorre. No da fechas, ya que, insiste, «va a depender de aprobar la nueva RPT, de recepcionar todo por parte de la Secretaría General... pero nuestra intención es que, cuanto antes, se verifique todo este proceso para realizar cuanto antes el traslado».