Una jornada de desinfección en La Milagrosa

S.Recio
-

Los voluntarios del CECOPI trabajan a diario en la limpieza de centros de salud y residencias

Una jornada de desinfección en La Milagrosa - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez Eugenio Gutiérrez Mart

Los voluntarios del CECOPI se preparan para una jornada de desinfección, "contamos con 66 personas", asegura el coordinador, José Antonio Lucas. Tras colocarse adecuadamente los Equipos de Protección Individual se desplazan hasta La Milagrosa. Allí reciben las instrucciones previas antes de entrar al edificio, "nos dividimos en grupos de tres o cuatro personas, en este caso con dos plantas haremos dos grupos".

Una vez dentro utilizan lejía y dipoclorito para desinfectar cada rincón, "vamos conociendo nuevos productos que sabemos que son efectivos", comenta el Jefe de Bomberos de Soria, Juan Carlos Rodríguez. Esta tarea la han ido aprendiendo y perfeccionando con el paso de los días, "es un aprendizaje continuo. Hay quien se piensa que estábamos preparados pero en realidad llevamos 40 días con esto".

Visitan cada residencia y centro de salud, de forma general cada 10 días. En los centros con más casos o en situación crítica multiplica su presencia. Reconocen que al comienzo no contaban con los EPIS adecuados, "se te caía el alma a los pies al principio al visitar una residencia", comenta Lucas. "Al principio no teníamos mascarillas de un solo uso suficientes", añada el Jefe de Bomberos.

Ahora conocen el terreno y tienen claro un protocolo vital para frenar la expansión del COVID-19 en los principales focos de infección