Canto a la ruralidad en el Camino Duero Fest

EDS
-
Canto a la ruralidad en el Camino Duero Fest

Langa marida vino y cultura musical en un festival de verano con Los Toreros Muertos, Fernandisco y Los Diablos como referentes

El Camino Duero Fest acercará a mediados de agosto hasta Langa de Duero a míticos artistas como Los Toreros Muertos, Los Diablos o Fernandisco en un festival que pretende convertirse en una experiencia única de música y vida rural. Organizado por el langueño Carlos Martín, con la colaboración de un nutrido grupo de empresas locales, la cita musical busca combinar un entorno moderno y de tradición para atraer al público nacional e internacional con una oferta cultural «ecléctica, atrevida y revolucionaria» según la organización.
Pablo Carbonell, de Los Toreros Muertos, llegará a Langa encantado por entroncar el festival con su reivindicación de la vida rural, subraya que «para que la gente viva en el campo es necesario que el gobierno se implique en la ayuda al transporte público de personas». Considera el artista que tienen que mejorarse las líneas ferroviarias puesto que es más ecológico el transporte por tren que por carretera y que las personas deben estar bien comunicadas para quedarse en la zona rural.
Recuerda que Los Toreros Muertos con un grupo irónico, bromista y divertido que incluso en sus últimas actuaciones se hace acompañar de una charanga y un reportorio muy en sintonía con el folklore nacional y bebiendo de sus fuentes. Carbonell y los suyos han decidido hacer una canción a la mujer zamorana, a la ciudad de Teruel, a la paella e incluso a la siesta « que reivindica el mundo rural pero intentando pintar un cuadro como de un pueblo horripilante y ha salido un homenaje a España, un retrato de España a partir de una broma».
Para ilustrar la presencia cada vez más cercana de la cultura en el mundo rural, Carbonell recuerda cuando vivía en Huelva y escuchaba a la Orquesta Mondragón o a Alaska y los Pegamoides «y pensaba que estaban en otro planeta, que vivían en un sitio inalcanzable para mí y me fui a Madrid y están en mi círculo, hubiera dado un brazo por ver a la Orquesta Mondragón en Huelva». No pasa por alto que «traemos música, supongo que vendrá mucha gente y descubrirá esta zona y eso también aporta». El cantante de Los Toreros Muertos conoce Soria, incluso tuvo una novia soriana y «estuve en Soria y la vi, ahora que estamos cerca de Soria y me he vuelto a acordar de ella».
Agustín Ramírez, vocalista de Los Diablos, rememoró en la presentación del festival en Langa cómo surgió uno de los temas más famosos de la música española como es Un Rayo de Sol y relató episodios de la historia musical nacional. Sin embargo, más allá de la anécdota, quiso dejar claro que su grupo llegará hasta Langa de Duero fruto de su relación con Carlos Martín que lleva décadas de vínculo profesional y emocional con los participantes.
Ramírez recordó cómo con su grupo pasó hace décadas por Langa de Duero y paró en un bar aún hoy llamado Alto y a Beber, entonces en plena travesía de la nacional 122, allí los recogió el entonces alcalde y los llevó hasta el colegio para que hablaran con los niños langueños. Varias décadas después vuelve a Langa «como una manera de que los pueblos no se olviden».
Fernandisco también estará en el festival pinchando una sesión mítica centrada en la música clásica. El periodista asegura que la música que llenará en agosto la localidad es una parte emocional que está en el discurso del corazón y que es muy fiel a la época que sonará en Langa, «estos festivales son el futuro de la música, si todo lo que va a sonar en los próximos tiempos es reggaeton cojo los bártulos y me voy»».
Uno de los objetivos principales de la cita es trasportar a los asistentes a una experiencia única rural y de vanguardia con el propósito de descubrir el encanto rural.