Fichajes internacionales en el Río Duero

S.Recio
-
Fichajes internacionales en el Río Duero - Foto: [Eugenio Gutierrez Martinez.; Eugenio Gutiérrez];

El Río Duero Soria prepara una auténtica revolución tras un mal año y se ha reforzado con dos jugadores que han estado con la Selección Española en Soria

Lo han podido ver en la concentración de la selección española en Soria.  Augusto Colito llega al Río Duero Soria para ser el referente en ataque del conjunto de Manuel Sevillano. Con tan solo 22 años ya era seguido por el club celeste desde hace varias temporadas, «no es la primera vez que me lo han propuesto», pero hay una diferencia, «este año voy a ser titular y la referencia  desde el opuesto. Quiero probar y tomar las riendas de un equipo como este».
No le pesa que le comparen con  Julien Winkelmuller y Gerard Osorio, «es una responsabilidad que estoy dispuesto a asumir», porque quiere «aportar todos los puntos posibles, tener buenas sensaciones y ser un hombre importante en el ataque del Río Duero Soria».
Sus números avalan este atrevimiento, ha logrado 883 puntos en siete temporadas desde sus comienzos en la concentración permanente de la Selección Española en Palencia, pasando por el L’illa Grau y ahora por el equipo más importante del país, el Club Voleibol Teruel. El internacional español pone al servicio de los sorianos sus 197 centímetros para ilusionar a la afición tras una temporada en la que los celestes han sufrido por lograr la permanencia.
aire fresco. Augusto Colito es joven, cierto, pero tiene ya una experiencia sobradamente reconocida en Superliga, «estar en el Teruel me ha dado un plus importante para saber cuál es mi nivel. La llegada de Andrés Villena me puso en una línea más secundaria pero a su vez me ha hecho ser más fuerte a nivel competitivo. Ahora tengo la oportunidad de hacerlo en otro de los equipos más importantes del país». Este opuesto sabe perfectamente a qué institución representa, «son más de 30 años en Superliga y uno de los históricos de este deporte, quiero estar a la altura del club». 
La oportunidad surgía con una nueva llamada de Manuel Sevillano, «las conversaciones fueron muy buenas, es una referencia para muchos en este deporte y espero aprender mucho de su experiencia como jugador y como técnico». Respecto al pabellón de Los Pajaritos,  «respira historia del voleibol y quiero dar muchas alegrías a una afición que se caracteriza por estar muy cerca del equipo y de los jugadores».
Ha podido comprobarlo en estos dos partidos con España ante Estonia y Holanda, también con un papel más secundario al estar Villena por delante, «ha sido una concentración corta pero buena para preparara el Europeo». Porque el Río Duero Soria estará representado por este jugador antes de vestir la camiseta celeste.

A pesar de no ser uno de los pesos pesados de la selección española, Pepe Villaba ha contado ya con la confianza del seleccionador para los partidos de Soria, «para mí ha sido una gran experiencia, he entrenado con jugadores que están a otro nivel y supone un impulso muy importante para todo lo que me viene la temporada próxima en el Río Duero Soria».
Este joven (ha nacido en el año 2000) llega como una apuesta de futuro de la directiva celeste. Tras la concentración permanente en Palencia y su paso por la Superliga 2, será su primera experiencia en la máxima categoría del voleibol español, «es una oportunidad muy bonita para mí en un club que da mucha confianza a la gente joven». Este receptor espera aportar «ilusión y mucho trabajo desde la segunda línea, espero adaptarme bien a esta nueva categoría porque tengo mucha mejora».Entre esas tareas pendientes está «el ataque, con bloqueos más altos, pero tengo la confianza de poder conseguir el objetivo».
la oportunidad. Si mencionas a Manuel Sevillano, el nerviosismo aparece en la cara de Pepe Villalba, «impone entrenar con alguien así o con Manu Salvador», aunque no esconde su ambición, «espero poder quitar el puesto al capitán», comenta entre risas.
Sus números, aunque en una división menor a la actual, son suficiente garantía de todo lo que puede aportar a la entidad celeste. Promedia 50 puntos por encima del 45% de acierto en ataque, además de quedarse muy cerca del 70% de recepciones positivas. Con estos números tan solo debe adaptarse y mejorar porque el club lo tiene claro, es una de sus grandes apuestas de futuro.
Villalba también es consciente de ello y valora mucho la apuesta del Río Duero en su contratación, «tengo muchas ganas de empezar porque me gusta mucho la ciudad, el plan de equipo y toda la historia que hay detrás del club». Ha hecho los deberes y sabe a lo que viene, «hace dos temporadas realizaron una temporada increíble y la pasada es cierto que tuvieron que sufrir para mantener la categoría».
A pesar de la falta de experiencia conoce la liga, «este año tenemos que dar un paso adelante». Juventud y descaro al servicio de Manuel Sevillano.