El Gordo reparte dos millones entre los sorianos

Nuria Zaragoza / A.I. Pérez
-

El Bar Los Álamos vende dos décimos del 03.347 y una pareja de Soria se trae de Sevilla tres boletos

El Gordo reparte dos millones entre los sorianos - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez.

Un año más los resultados demuestran que la leyenda no es tal y en Soria siempre toca. Mucho o poco, pero toca. El primer premio del Sorteo Extraordinario de Navidad, el 03.347, también ha caído en Soria. Vendido en Soria y comprado (en Sevilla) por sorianos. En total dos millones de euros repartidos entre dos agraciados. El Bar Los Álamos se convirtió este sábado en una fiesta nada más saber que habían repartido dos décimos del Gordo, de los de máquina, que fueron a parar a manos de uno de los clientes habituales, de la conocida familia soriana de las Frutas Martínez. Los otros tres décimos, 1.200.000 euros, viajaron desde Sevilla hasta Soria y fueron adquiridos por Pablo Oviedo y Mari Carmen Antón cuando el pasado agosto pasaron unos días en la capital hispalense.
A estos dos millones hay que sumar otros 50.000 euros de un décimo que también se vendió de la máquina del tercer premio, el 04.211, en la Administración número 3 de la avenida de Navarra. Tanto en un caso como en otro, los afortunados admiten que son de los que tienen fe en la Lotería de Navidad y realizan un importante esfuerzo económico de cara al 22 de diciembre. Es decir, que son de los que suben la media de gasto por habitante (220,11 euros por persona este año, un 0,12% más que en 2017).
en frutas martínez. El trabajo se hizo mucho más ameno ayer en la empresa soriana Frutas Martínez a partir de las 12.35 horas, cuando escucharon por la radio que el Gordo era el 03.347, un número conocido en la familia. «Estábamos trabajando y oyendo el sorteo en la radio. Mi prima, que estaba por aquí, ha oído el número y nos lo ha dicho. Al principio ha sido un poco raro porque yo estaba cobrando y tenía que mantener un poco las formas, no estaba seguro de si era o no, y estábamos todos por aquí un poco desconcertados... cuando ya hemos visto que sí, que era nuestro número, ha sido una alegría tremenda, una suerte». Las palabras son de Jordán Martínez. Él es uno de los agraciados del Gordo vendido en Los Álamos, un premio que compartirá con su padre, Ángel, su primo Miguel y su tío Miguel. 800.000 euros «que se quedarán en Soria», destaca. 
El Gordo reparte dos millones entre los sorianosEl Gordo reparte dos millones entre los sorianos - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez.Su primo, Miguel Martínez, fue el encargado de comprar los dos décimos en el bar soriano y depositarlos para el ‘común’ que tienen en la empresa. «Todo lo que compramos los cuatro lo compartimos, yo no llevo lotería mía, toda la que compro a mis compromisos es para los cuatro. Y mi primo, mi padre y mi tío hacen igual», explica. «Mi tío y mi padre llevan toda la vida trabajando aquí y es una ilusión. Viene muy bien», añade, todavía aturdido por los 200.000 euros que le corresponden y que, de momento, no sabe dónde va a destinar. 
En la familia Martínez llevan mucho tiempo probando suerte con ese número y, ayer, tocó. «El primer coche que se compró mi sobrino tenía ese número de matrícula y, desde entonces, lo coge todos los años. Vino aquí a Los Álamos y lo pidió por máquina y ¡este año nos ha tocado!», apuntaba ayer Carmen Rangil, madre de Jordán y mujer de Ángel Martínez. Lo hacía desde Los Álamos, donde acudió con su marido para agradecer a los propietarios del establecimiento la suerte dada. «Hace 20 años que lo compramos, desde que  vendió ese coche porque se le quedó pequeño», añadió. «Juegas por una tontería, por la matrícula de un coche, ¡y toca!. Es una suerte», apunta su hijo al respecto del número. 
Carmen se enteró del premio en casa:«Estaba viendo el sorteo y, cuando ha salido el Gordo y he visto que había tocado en Soria, he llamado a mi hijo. Le digo, Jordán, que ha tocado en Soria, y me ha dicho, ¡creo que nos ha tocado! He empezado a chillar de la ilusión», recordaba, al tiempo que recibía felicitaciones. Su parte ya tiene claro donde irá, «a un coche, porque es lo que nos hace más falta».
Son habituales de la lotería y una familia con suerte -«jugamos mucho porque somos muy loteros y, además, como nos ha tocado otras veces, pues siempre coges más»-, así que ya están pensando en el siguiente. «Ahora, a comprar para El Niño. ¡Algo habrá que coger!», aventura Jordán. 
DEsde el guadalquivir. No recuerdan con exactitud en qué administración de Sevilla compraron los tres décimos de «máquina» del 03.347, pero todo apunta a que fueron los únicos boletos que ha repartido el punto de venta de la calle Amor de Dios, que es la que está «cerca de la Alameda de Hércules», que es lo que le suena al soriano Pablo Oviedo que viajó este verano con su mujer, María del Carmen Antón, a Sevilla. Hubiera sido ya rizar el rizo que los hubieran comprado en la administración de la calle Numancia, 1, en el barrio de Triana, que también ha distribuido otros cinco ‘gordos’, más otro que ha vendido El Gato Negro, en la avenida de la Constitución. En resumen: que Sevilla, capital y provincia, se han repartido 6,4 millones de euros del primer premio, de los que 1,2 millones han viajado del Guadalquivir al Duero, también al río Razón, ya que fue en Sotillo del Rincón, pueblo de Mari Carmen, donde celebraron este sábado por todo lo alto la fortuna que se trajeron en agosto de la capital hispalense. Ya estaba prevista la comida con los amigos, aunque todo señala a que la factura correrá a cargo de esta pareja soriana.
La ‘culpa’ la tuvieron las mujeres que persiguen con romero a los turistas. «Una gitana nos dijo que teníamos que comprar un siete, que no me fuera de Sevilla sin comprar un siete. Él [su marido Pablo] no cree en esas cosas, pero la gitana me dijo insístele, insístele, y compramos tres décimos del Gordo», cuenta Mari Carmen. «Yo dije en la administración que tenía que ser un siete y, como era agosto, no lo tenían y lo sacaron de la máquina», apunta Pablo. 
Los tres décimos son para la familia: uno para ellos, otro para el hermano de Mari Carmen y otro para la familia de Pablo. «Estábamos viendo la tele [durante el sorteo] y ese número lo teníamos apartado, porque como yo no creía...», bromea Pablo, y «cuándo ha tocado he gritado: ¡Pablo que es el de Sevilla!», apostilla Mari Carmen, que se emociona también al contar cuándo le da la noticia a su hermano: «Le he dicho: David te voy a hacer un regalazo».
Todavía no saben en qué gastarán los 400.000 euros (320.000 euros, descontando lo que tendrán que abonar a Hacienda), pero Mari Carmen tiene claro que serán unas navidades muy especiales. «No te lo crees, no sé ni qué se siente, estás tan nerviosa...», asegura. El matrimonio tiene tres hijos y la más pequeña, de diez años, les contemplaba «alucinada» cuándo han comprobado que poseían tres décimos.
Reconocen que juegan «como se juega en Soria». Y más , porque Pablo, transportista, admite que allí donde para con su camión compra un décimo para Navidad. 
Todos seguirán «trabajando, pero con una sonrisa», como apunta uno de los afortunados del Gordo, Jordán Martínez. Y esta Navidad, «será especial».