ESCAÑO CERO

Julia Navarro

Periodista y escritora


Los otros catalanes

Carmen Forcadell, que fuera presidenta del Parlament cuando allí se dio un golpe contra la Constitución y por tanto contra la legalidad, ha dicho durante una entrevista en Catalunya radio que a lo mejor los dirigentes independentistas no han demostrado empatía con los ciudadanos que no son independentistas, pero eso sí, la señora ex presidenta del Parlament no se ha cortado al reclamar "desobediencia civil no violenta". 
Pues sí, efectivamente, a los políticos independentistas ni les ha importado en el pasado, ni les parece importar en el presente, la opinión de sus conciudadanos que no son independentistas y eso a pesar de que en todas las ocasiones en que los catalanes han acudido a las urnas ha quedado de manifiesto que los independentistas no tienen la mayoría. La sociedad catalana está dividida pero por ahora son un poco más los otros catalanes, los que no comulgan con el independentismo. 
Sin embargo de estos ciudadanos nadie habla, y los dirigentes y partidos independentistas no es que no muestren "empatía" que diría la señora Forcadell, es que actúan como si no existieran. 
Frente a los que utilizan la violencia, los que gritan, los que se gastan el dinero público en intentar convencer al resto de Europa que en España no hay democracia y que Cataluña está oprimida, los que se saltan las leyes y defienden que ellos son "diferentes" y por tanto tienen derecho a violentar la Constitución, etc, etc, etc, frente a todos ellos está esa mayoría silenciosa. 
Imagino lo difícil que debe de ser el día a día de su vida cotidiana por el temor a ser señalado como un "mal catalán" y sentirse excluido por atreverse a decir que no hay contradicción entre sentirse catalán y español precisamente porque lo uno no se entiende sin lo otro. 
Pero esos catalanes no salen en la tele ni en los medios de comunicación, es como si no existieran. Todos hablamos de los catalanes que abominan del resto de España, de los que afirman con un desparpajo mentiroso que el nuestro no es un país democrático, los que aseguran que la democracia consiste en que el líder se entienda directamente con la gente aunque para eso haya que saltarse las leyes.... 
Sí, hablamos de estos catalanes y se ignora a esos otros que cumplen la ley, que no ven contradicción en su amor a Cataluña y la pertenencia a ese espacio común que es España, los que no creen que son superiores al resto de los españoles, los que se sienten solidarios con lo que sucede más allá del Ebro, los que no se atreven a decir en voz alta que están hartos de que las fuerzas independentistas hayan secuestrado Cataluña. 
De estos catalanes nadie habla porque son pacíficos, cumplidores con la ley, porque no gritan, no organizan marchas, ni se pasean por Europa denostando a los otros catalanes, a los que, estos sí, han secuestrado Cataluña. Porque esa es la realidad: Cataluña ha sido secuestrada por el movimiento independentista. A la vista esta. Pero eso ya lo sabe la señora Forcadell y los suyos por más que ahora reconozca que a lo mejor no han sido capaces de "empatizar" con quienes no piensan como ellos. 
Pues no señora Forcadell, no solo no han empatizado sino que ustedes han intentado violentar las leyes para imponerles una República y un sistema política hecho a la exclusiva medida de quienes son independentistas. Me pregunto qué hubiera pasado si hubieran conseguido imponer su República, qué habrían hecho con esos "otros" catalanes. Y la respuesta se me antoja una pesadilla. 



Las más vistas

Opinión

De x Tes: Soria

Soria y Burgos podrán competir en dónde hace más frío, en si está más buena la morcilla que el torreno, pero, demostrarles que en Balonmano somos los mejores sin discusión