Una beca de La Caixa recae en una joven soriana

Redacción
-

Cristina Sainz Martínez, entre los 120 universitarios seleccionados, realiza un máster en Ingeniería Biomédica en Suiza

Una beca de La Caixa recae en una joven soriana

La estudiante soriana Cristina Sainz Martínez ha obtenido una beca de La Caixa para cursar un máster en Ingeniería Biomédica en la Eindgenössische Technische Hochschule Zürich, de Suiza, con el objetivo de especializarse en procesamiento de imagen y resonancia magnética. Este miércoles acudió, junto al resto de alumnos seleccionados en esta 37ª edición, al acto de entrega celebrado en CaixaForum Madrid y presidido por los Reyes de España.
Esta joven promesa de la ciencia, nacida en Soria en 1996, se graduó en Ingeniería Biomédica en la Universidad Carlos III de Madrid y ha ampliado su formación en la Fundación para la Investigación Biomédica del Hospital Gregorio Marañón, trabajando en el Laboratorio de Imagen Médica del centro médico. 
En este centro donde se despertó el interés de la estudiante soriana por la imagen médica y, especialmente, por la resonancia magnética. Por eso mismo, decidió realizar su trabajo de fin de grado en ese campo, estudiando la perfusión en el cerebro mediante resonancia, usando cambios en la saturación de oxígeno en sangre como contraste y diseñando, de este modo, un contraste no invasivo para el paciente. El programa de becas de La Caixa es un referente en la comunidad universitaria por varios aspectos. Se trata de la mayor convocatoria para realizar estudios de postgrado en el extranjero, las becas están abiertas a todas las disciplinas de estudios, el programa cubre la totalidad del coste de la matrícula y una asignación mensual en la moneda del país de destino. Además, las becas se hacen cargo de los gastos de desplazamiento y de un curso de orientación, gracias al cual los estudiantes de cada promoción tienen la oportunidad de establecer vínculos personales y académicos antes de incorporarse a sus universidades.
El colectivo de becarios de La Caixa se agrupa en una asociación, que reúne ya a más de 4.700 personas altamente formadas en todas las disciplinas. Se trata de «un clúster de excelencia y una referencia académica y profesional tanto en España como en el extranjero», apuntan desde el programa. 
120 seleccionados. A la edición de 2019 se han presentado 1.226 estudiantes y 120 han sido seleccionados para disfrutar de una de estas becas, otorgadas en régimen de concurrencia competitiva. Las solicitudes tienen que superar una primera fase de evaluación mediante el sistema de revisión paritaria y las que reciban las mejores calificaciones son convocadas a una entrevista personal. En el proceso de selección intervienen profesores universitarios con experiencia internacional en este tipo de procesos de evaluación, garantizando unos niveles de excelencia sobresalientes. La eficacia del sistema permite que los alumnos seleccionados sean admitidos en las mejores universidades del mundo. El programa se inició en 1982 y ya ha destinado casi 162 millones de euros. Estados Unidos es el país con mayor número de becas concedidas y le siguen Reino Unido, Alemania y Francia.
Las 120 becas de este año fueron entregadas por los Reyes este miércoles en un acto que contó con la presencia del presidente de la Fundación La Caixa, Isidro Fainé; y el director general de la citada fundación, Jaume Giró. Se han concedido a estudiantes de 25 disciplinas, como ingeniería y tecnología, economía y empresa, ciencias médicas y de la salud, relaciones internacionales, ciencias de la vida, artes visuales, derecho y física. Un total de 83 alumnos cursarán un máster y 31 un doctorado, mientras que seis realizarán una estancia de investigación. 
En cuanto a la procedencia de alumnos, son de 34 provincias españolas (Madrid, Barcelona, Valencia, Asturias, Lleida, Sevilla, Vizcaya…) y de cuatro países extranjeros (Estados Unidos, Venezuela, Grecia y Perú).
En el acto de entrega de las prestigiosas becas, el presidente de la Fundación La Caixa apuntó que suponen «un galardón a su esfuerzo y a su historial de méritos, pero sobre todo al empeño que han mostrado en exprimir, a fondo, todo el potencial que atesoran en su cerebro y en sus almas». Igualmente, destacó los historiales de los universitarios seleccionados, que le dan la sensación de que «hay un buen fundamento para dejar, con plena confianza, nuestro futuro en sus manos por dos motivos: la curiosidad y diversidad de sus intereses y el talento». 
Los proyectos que han presentado, argumentó, destacan por su «originalidad, innovación, atrevimiento para explorar caminos hasta ahora poco frecuentados y ganas de cambiar el mundo». «Los becarios tienen dos cualidades fundamentales que nos permiten sustentar la esperanza de que formarán parte de los líderes que necesita nuestro futuro: están capacitados para descifrar aquello que parece inescrutable y, además, sienten la motivación imprescindible, en ‘hambre’ que decía Steve Jobs, para llevar a cabo lo que para muchos resulta inimaginable. Como decía el fundador de La Caixa, Francesc Moragas, ‘lo imposible es sólo un poco más difícil que lo muy difícil’», añadió Isidro Fainé. 
Una de las ideas principales de su discurso fue que el motivo de la concesión de las becas «no es sólo por lo que han hecho hasta ahora, sino por su potencial y por lo que harán en el futuro. La beca es más que un premio, es un pacto serio y responsable entre La Caixa y cada uno de los becarios». Yla filosofía de este programa es potenciar el talento joven aportando por el país, ya que «su bienestar tiene una relación muy directa con el nivel de formación y de educación de sus ciudadanos».