El hockey femenino progresa adecuadamente

S.Recio
-

El Laguna Negra Hockey Club conseguía ante el Denok Bat la primera victoria de su historia

El hochey femenino progresa adecuadamente - Foto: [Eugenio Gutierrez Martinez.; Eugenio Gutiérrez];

Cuando Julia anotaba el segundo tanto del partido de Laguna Negra Hockey Club Femenino ante el Denik Bat, estaba marcando el que sería el gol de su primera victoria. Un momento para la historia de un grupo reducido de ocho jugadoras que navegan contracorriente y utilizan sus sticks como remos para abrirse paso en un deporte minoritario en Soria. Ahora peligra su continuidad porque tres de ellas abandonarán la ciudad por sus estudios la temporada que viene, pero confían en seguir remando, en poder captar nuevas jugadoras que hagan posible que esta victoria no sea una simple isla desierta en medio de un gran océano.
comienzos. Laura Redondo encabeza desde el banquillo a este grupo de ocho jugadoras. Ella siempre ha competido en este deporte y aunque nunca ha podido hacerlo como parte de un grupo totalmente femenino, es la que más alegría muestra ante esta escuadra, «ha sido muy complicado porque en Soria las chicas eligen cualquier otro deporte antes que este». Al principio «estaba yo sola y fuimos cogiendo a chicas de Soria pero también de Almazán o Fuentetoba».
Muchas dificultades para conseguir entrar en competición por culpa de una leyenda urbana que gira entorno a este deporte, «se tiene un miedo al hockey que no llegamos a comprender los que nos dedicamos a ello». Recuerda que «es una disciplina que tiene unas reglas de juego, como otra cualquiera, y para nada es agresivo». De hecho en 11 años de carrera, Laura Redondo solo recuerda un percance « y fue un pelotazo en la cara a un jugador».
La clave para hacer que sobreviva en Soria es «mentalizar a los padres de que es un deporte más, de hecho es diferente y muy atractivo en otros lugares». A lo que se suma un incentivo, «España es uno de los mejores equipos a nivel mundial». 
Respecto al equipo, se llevó una alegría inmensa con esa primera victoria, «la verdad es que ganar después de tantas derrotas sienta muy bien, me alegro mucho por ellas porque son muy trabajadoras y espero que sirva para ganar autoestima y que no se quede en un partido aislado. Ellas llevan poco tiempo y están aprendiendo todavía, sería una pena que esto se acabase».
compromiso. Son solo ocho jugadoras, pero es muy complicado encontrar un nivel de implicación mayor. Capitaneando el barco está Naiara López. Ella se muestra muy contenta con el equipo, «nos hizo mucha ilusión conseguir formar el equipo y me alegré especialmente por Laura, nuestra entrenadora, ella no pudo tener esto y nos recuerda que es muy especial».
La misma opinión tiene la segunda de abordo, Inés Delso, «tenemos mucha suerte de jugar a este deporte en una liga femenina, es genial para nosotras y lograr la primera victoria ha supuesto una dosis de autoestima muy importante que nos hace ver que con trabajo y compromiso todo se puede».
Aunque una palabra prima por encima de todas en ambas jugadoras, «supervivencia». La temporada que viene tres jugadoras, entre ellas Naiara e Inés, abandonan Soria y zarpan a otras ciudades de España, «es muy complicado sacar un equipo senior teniendo en cuenta que no hay prácticamente opciones a la hora de elegir un grado universitario», comenta Naiara. Inés piensa igual, «no nos gusta la idea de que esto desaparezca pero no nos queda más remedio, solo esperamos que más chicas se animen y el equipo pueda sobrevivir».
El barco ha zarpado y ha conseguido sobrevivir al primer viaje, ahora solo esperan que la llegada a puerto no sea para no volver al mar.