La Junta reconocerá en un mes la dependencia antes de 2023

SPC
-

AlfonsoFernández Mañueco, que avanza que a partir de enero el tiempo será de 90 días en vez de 4 meses, quiere que el modelo de servicios sociales regional «se copie y exporte» a otras comunidades

El presidente de la Junta, AlfonsoFernández Mañueco (c), y la consejera de Familia,IsabelBlanco (3i), durante su visita a la Unidad de Valoracióm de Valladolid. - Foto: Miriam Chacon (Ical)

La Junta de Castilla y León reducirá de cuatro a tres meses el plazo para reconocer el derecho a la prestación por dependencia a partir del 1 de enero de 2020 y se marca el objetivo de que sea en un mes al final de la legislatura, en la que existe el compromiso de incorporar a 80.000 nuevas personas al sistema. El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, realizó este anuncio durante su visita al Centro de Valoración y Atención a personas con discapacidad de Valladolid, que cuenta con cinco millones del Ejecutivo autonómico y que puso como ejemplo al combinar la tramitación de la valoración de las personas con discapacidad, los servicios profesionales y un mayor «confort» para los usuarios.
Durante su intervención, Fernández Mañueco recordó que la Junta reduce a la mitad los seis meses que exige la normativa estatal desde que se presenta la solicitud y se reconoce el derecho a la prestación, pero subrayó el objetivo de trabajar para que se culmine en un mes cuando finalice este mandato. El presidente de la Junta remarcó que el modelo de servicios sociales de Castilla y León es de «éxito» y un «ejemplo» que se quiere «exportar» y que «se copie» en las comunidades, aunque tampoco se olvidó del reconocimiento a la sociedad en su conjunto y a la colaboración con el tercer sector para que encabecen los registros externos de valoración.
En ese marco, manifestó que el objetivo de su Gobierno es atender a más personas y con mayor calidad, donde su programa de investidura compromete el reconocimiento del derecho a la prestación a 80.000 nuevas personas. A ello, unió que casi 30.000 personas trabajan en el sistema de prestación de la dependencia en la Comunidad, de las que unas 6.000 están ligadas al Cermi.
Precisamente, Mañueco aprovechó la visita a este nuevo centro para mantener una reunión con representantes de Cermi, donde se trataron retos de futuro sobre la discapacidad -la Junta prevé una ley de Derechos y Garantías de continuidad de cuidados y de atención a las personas con discapacidad a lo largo de su ciclo vital- y la colaboración con el tercer sector, que se considera necesaria, y en la que se hará un esfuerzo en la medida de la disposición presupuestaria.
Asimismo, el presidente avanzó que ayer se ha iniciado la tramitación, a través de Gobierno Abierto, de la orden que regulará el registro de perros de asistencia, medida que permitirá favorecer la autonomía de las personas con discapacidad visual, ya que esos animales, debidamente acreditados e identificados, podrán acceder a lugares de trabajo y ocio, espectáculos, eventos deportivos o transportes.
Reclamaciones Soria ¡Ya!

Durante la jornada de ayer, el presidente de la Junta también se reunió con miembros de la Plataforma Soria ¡Ya!, a los que aseguró que el Ejecutivo regional «escucha y toma nota» de sus demandas. Precisamente, este grupo ciudadano exigió al presidente que los proyectos planteados se conviertan en «hechos» en los primeros Presupuestos de la Comunidad de este mandato. Además, le entregaron un dossier con medidas que el Ejecutivo estudiará, si bien aceptó revisar el reparto de los recursos del Fondo de Cohesión. Además de Mañueco, en el encuentro también estuvieron los consejeros de Economía,CarlosFernández Carriedo, y de Educación,RocíoLucas.