Un tornado derriba 200 árboles en una carretera de Ibiza

EFE
-

Las fuertes de rachas de viento bloquean las vías con troncos y ramas, además de contenedores y postes de luz

Un tornado derriba 200 árboles en una carretera de Ibiza - Foto: AYUNTAMIENTO DE SANT ANTONI

La Policía Local del municipio ibicenco de Sant Antoni ha contabilizado unos 200 árboles caídos en un tramo de siete kilómetros de la carretera de Santa Agnès (Ei-651) por el tornado que ha afectado este martes a la localidad.
El consistorio ha informado en un comunicado de que la Policía Local, Protección Civil y la brigada de obras están trabajando para subsanar los numerosos desperfectos ocasionados por el temporal.
Una de las zonas más afectadas ha sido Cala Gració, donde tres trabajadores han resultados heridos, dos leves y uno menos grave, después de que la caseta de obra en la que se encontraban saliera volando a causa del fuerte viento, según ha informado el servicio de emergencias 061.
Asimismo, en esta zona el viento ha tirado varios árboles, que han provocado el corte de carreteras. También ha arrancado el vallado de dos hoteles, ha causado el desprendimiento de una pared de piedra y ha roto ventanales de viviendas ubicadas junto al mar.
El complejo deportivo de Can Coix también se ha visto afectado por el fuerte viento que ha levantado parte del techo, ha roto las vidrieras de las pistas de pádel y varias puertas de cristal.
En los alrededores, ha provocado la caída de varios árboles, de contenedores y de un poste de luz que ha cerrado uno de los accesos a las instalaciones deportivas, que permanecerán clausuradas hasta nuevo aviso.
La carretera de Sant Antoni a Santa Agnès permanece cerrada, mientras que en la carretera de Sant Rafel a Santa Agnès ya se ha abierto un carril, aunque se recomienda no utilizarla para facilitar las reparaciones, señala el Consell de Ibiza.
Los servicios de seguridad y emergencias han habilitado un puesto de mando en la zona de Can Coix para coordinar los trabajos destinados a restaurar los desperfectos ocasionados por la tormenta.
Policía Local, Protección Civil y la brigada de obras del Consell, con la ayuda del Ibanat, Guardia Civil, Bomberos y el servicio de Red Viaria del Consell de Ibiza, así como numerosos voluntarios, están llevando a cabo la retirada de los árboles.