scorecardresearch

La incidencia a 14 días se apunta un nuevo descenso

SPC
-

La situación de las unidades de cuidados intensivos sigue mejorando y los pacientes COVID representan el 16,7%

La incidencia a 14 días se apunta un nuevo descenso - Foto: Vicente (Ical)

La incidencia acumulada de COVID-19 a 14 días mantiene su evolución descendente en Castilla y León y bajó hoy hasta los 262,6 casos por cada 100.000 habitantes, 14 menos que ayer y 63 por debajo de los notificados hace una semana, lo que supone una caída del 19,3 por ciento en los últimos siete días.

Además, la ocupación de las unidades de cuidados intensivos con pacientes con COVID también mejora y cae hasta el 16,7 por ciento, frente al 20 por ciento del pasado sábado, según los datos de la Consejería de Sanidad recogidos por Ical.

La merma en la tasa a dos semanas bajó en todas las provincias, excepto en Palencia, donde se incrementó ligeramente al pasar de los 193,99 a los 194,6. No obstante, Palencia es la provincia que presenta una incidencia más baja y junto a León, con 199,8, quince menos que ayer, y Segovia, con 226,7 (-18), son las únicas que se encuentra en riesgo alto. El resto se mantienen en riesgo muy alto con Ávila a la cabeza con 352 casos, 19 menos que ayer, y Salamanca, con 318,9 (-16). Valladolid presenta 285,4 casos (-6); Soria, 270 (-6); Burgos, 268,4 (-11) y Zamora 250,9 (-37).

Por su parte, la tasa de incidencia acumulada a siete días volvió también a registrar un descenso al situarse en los 112,9 casos, once menos que ayer, con lo que pasa de riesgo se mantiene en alto.

Salamanca presenta la tasa más alta, con 148,2 casos, seguida de Valladolid, con 130,03 y Avila, con 130,02. A continuación, pero ya en riesgo alto, se encuentra Burgos, con 124,9 casos por cada 100.000 habitantes, seguida de Soria (114,7), Zamora (113,7), Segovia (91,8) y León (76,6). La mejor situación corresponde también a Palencia con 63,6, ya en riesgo medio.

Mientras tanto, la tasa de incidencia acumulada de casos diagnosticados en los últimos 14 días a personas mayores de 65 años bajo en más de siete puntos, hasta los 193,5 casos por cada 100.000 habitantes, mientras que la tasa a siete días descendió dos puntos para quedar en los 98.

En cuanto a la ocupación de camas por pacientes COVID en las unidades de cuidados intensivos de la Comunidad solo los hospitales de Palencia y Zamora están en riesgo extremo, con una ocupación del 35 y el 26,32 por ciento, respectivamente. A continuación, en nivel alto están los centros de Soria (21,4 por ciento), Burgos (20 por ciento), Valladolid (18,3 por ciento) y León (17,1 por ciento).Salamanca, con una ocupación del 3,6 por ciento se sitúa en situación de normalidad, mientras que Ávila (11,1 por ciento) y Segovia (12,9 por ciento) se sitúan en riesgo bajo.

La evolución de la ocupación en planta baja cuatro décimas se sitúa en el 3,9 por ciento. Soria presenta situación de normalidad con un 1,08 por ciento, mientras que la peor situación se registran en Ávila (5,9 por ciento), Burgos (5,7 por ciento) y Valladolid (5,07 por ciento). El resto de provincias se encuentra en riesgo bajo. Zamora presenta un 4,2 por ciento, seguida de Segovia, con un 3,6 por ciento, Salamanca (3,3 por ciento), León (2,5 por ciento) y Palencia (2,5 por ciento).

El porcentaje de positividad global de las pruebas diagnósticas baja hasta el 11,3 por ciento y la trazabilidad subió en algo menos tres punto, al 65,1 por ciento.

Por último, el índice reproductivo básico, que indica el promedio de personas que cada contagiado puede llegar a infectar, baja al 0,79 en el conjunto de la Comunidad, frente al 0,85 de ayer. Ninguna provincia se encuentra por encima del 1. Encabezan este ranking Salamanca y Soria, ambas con 0,86, mientras que Burgos y Valladolid alcanzan el 0,85. Palencia (0,64) presenta el nivel más bajo seguida de León (0,66), Ávila (0,71), Segovia (0,77), Zamora (0,82) y Valladolid (0,85).