El Barça encarrila la liga

Agencias
-

Con dos goles tardíos de Suárez y Messi, los azulgranas vencen al Atlético de Madrid (2-0) y se alejan cada vez más en la clasificación

El Barça encarrila la liga - Foto: ALBERT GEA

Dos goles en los últimos minutos, uno de Luis Suárez en el minuto 85 y otro de Leo Messi en el 86, le dieron prácticamente el título de LaLiga al Barça después de derrotar por 2-0 al Atlético de Madrid, que jugó 62 minutos con uno menos por la expulsión de Diego Costa y que resistió casi hasta el final ante la extraordinaria actuación de Jan Oblak.
Un triunfo que sirve a los de Ernesto Valverde para poner la directa hacia su octavo campeonato doméstico en los últimos 11 años. Precisamente 11 son los puntos de ventaja que tiene ahora el Barça, más la diferencia de goles con el Atlético (segundo clasificado), con siete partidos por jugarse.
Por una vez que el planteamiento de Diego Simeone parecía valiente en el Camp Nou, la incontinencia verbal de Diego Costa puso fin a las aspiraciones atléticas. Hasta entonces, no es que los colchoneros tuvieran el control del juego, pero sí que mostraron un plan con la idea de plantar cara al rival, aunque no llegaron a inquietar a Ter Stegen en esos primeros 28 minutos.
Pero el Barça salió con paciencia, a esconder el balón, a pausar el juego y, visto que el Atlético se decidía a jugar más en campo contrario, intentar la sorpresa en las contras.
El Atlético ya no discutía el balón, abrumado por el control del Barça y el partido se convirtió en un pacto de no agresión tras el inicio del segundo tiempo. Al Barça le valía el empate y más cuando el Atlético cambió su dibujo (4-4-1), acumuló jugadores atrás y dejó solo a Griezmann en ataque.
Pero el gol no llegaba y el Atlético se encomendó a Oblak, que nada pudo hacer cuando Suárez marcó su gol de 'nueve', superando al meta atlético con un remate con rosca imposible. Después Messi, como de costumbre, cerró el partido. Ahora, el Barça tendría que fallar demasiado para no alcanzar el campeonato, que sería su octava en las últimas 11 temporadas.

 

El Madrid gana pero no convence. El Real Madrid ha ganado por 2-1 a la SD Eibar, con dos goles del ariete francés Karim Benzema, en un partido de vaivenes y correspondiente a la 31ª jornada de LaLiga Santander, que ha servido a los merengues para recuperar cierta calma al abrigo de su público, superado ya el trance de Mestalla. 

Pero el día estuvo gris y encapotado, como la imagen que proyectó el equipo blanco, que se vio obligado a remontar un tanto de Marc Cardona a los 39 minutos, tras una brillante acción de Escalante que puso en ventaja al Eibar al descanso de su visita al estadio Santiago Bernabéu.
Entre pitos de su afición se retiró el Madrid al descanso, tras no realizar ni un solo disparo a puerta en los 45 minutos iniciales, aunque Benzema volvió a ser el rescatador habitual de esta temporada, marcando los dos goles blancos.
 

'Darderazo'. Por la mañana, el Espanyol dio un paso de gigante hacia la permanencia en Primera División al derrotar al Girona por un ajustado 1-2 en el encuentro que abrió la 31ª jornada de Primera División. Un tanto de Sergi Darder y un gol de Bono en propia portería, tras un disparo del mallorquín que dio en el palo y en la espalda del meta marroquí, le dieron la victoria al cuadro de Rubi en el Estadi Municipal de Montilivi.

 

Sorpresa en Vallecas. El Rayo Vallecano, con goles de Raúl de Tomás y Mario Suárez y Alberto García como protagonista, que paró un penalti y salvó a su equipo en dos mano a mano con Ferrán y Parejo, vuelve a ilusionarse con la permanencia al frenar en seco a un Valencia que encadenaba diecisiete encuentros sin perder. Aunque la mayor parte de la atención del encuentro la captó Marcelino García Toral, entrenador 'che', que se dio el paseo hasta el banquillo bajo una tremenda pitada y escuchando el cántico al unísono de 'Marcelino, usurero' por parte de la afición local.