Los propietarios de casas rurales piden apoyo institucional

Nuria Zaragoza
-
Los propietarios de casas rurales piden apoyo institucional

Desde Tursoria destacan el potencial del turismo para revitalizar el medio rural y avisan de la amenaza para el sector de la expansión porcina

Las casas rurales tenemos un potencial enorme para mantener y revitalizar el medio rural, ahora que tanto se habla de despoblación. Estamos colaborando a que los edificios no se caigan, a que no hayan ruinas ni edificios abandonados, estamos ayudando para que no se mueran los pueblos, aportamos empleo (autoempleo principalmente porque la mayoría somos autónomos), y atraemos turistas -principalmente los fines de semana- que dan mucha vida a los comercios y a los vecinos de la zona... Y, sin embargo, somos el sector al que menos se ayuda. Estamos fuera de todas las líneas de subvenciones. La Junta ayuda a los albergues, a los hoteles rurales... pero para las casas rurales no hay ninguna ayuda, nada». 
La queja es del presidente de la Asociación  de Turismo Rural de Soria, Tursoria, Dionisio Martínez, quien lamenta que no haya un diálogo abierto con las administraciones y, como consecuencia, el sector nunca sea tenido en cuenta en las estrategias diseñadas para impulsar el turismo ni tampoco en las políticas contra la despoblación. «La realidad es que las cifras de empadronados de los pueblos están hinchadas y, cuando se ocupan las casas rurales, se da vida a los pueblos y es un aliciente para las personas que viven allí. Estamos colaborando a que los pueblos no se mueran, pero no terminamos de tener la visibilidad de otros modelos de negocio. No sé si las administraciones lo tienen en cuenta», recrimina el portavoz de los empresarios sorianos, quien considera que «habría que fomentar más el sector y poner en marcha ayudas específicas que permitan mejorar las casas rurales para que sigamos teniendo el distintivo de calidad que nos caracteriza».  
incentivar fiscalmente. 

La expansión del porcino, una amenaza para el sector
El presidente de Tursoria alerta del peligro que puede suponer para las casas rurales la expansión del sector porcino y lamenta que se está apoyando ese sector «sin mirar más allá». «Si te ponen un comentario de que huelen mal, no vuelven», apunta como aviso. Desde la asociación valoran realizar una encuesta «entre los clientes para ver qué opinan».