Óscar Gálvez

Periodista. Director editorial Castilla y León Promecal


Un debate para no perdérselo

La rutina de la campaña electoral se rompe el próximo martes con la celebración de un debate entre los candidatos de los partidos con grupo parlamentario propio en las Cortes de Castilla y León: Alfonso Fernández Mañueco (PP), Luis Tudanca (PSOE), Pablo Fernández (Podemos) y Francisco Igea (Ciudadanos). Es la primera vez que los electores de todas las provincias de la Comunidad van a tener la oportunidad de ver juntos a algunos de los aspirantes a presidir la Junta en un formato distinto a los habituales. Están tan acostumbrados a entrevistas, ruedas de prensa, mítines y otros actos que cada vez resulta más complicado ver algo natural, verdadero, algo que de verdad permita conocer la cara B o C de un político, sin que en sí mismo eso tenga que ser negativo; simplemente, distinto, natural, real. Ni siquiera se ponen nerviosos ante una entrevista incómoda porque también han detectado que apenas tienen castigo por seguir las directrices de los asesores y responder manzanas traigo a la pregunta de qué hora es. Apenas hay castigo por ello, posiblemente porque el ciudadano, una vez comprobada la ausencia de un mensaje sincero, tiene cosas más importantes de las que preocuparse desde el minuto uno después de haber leído o visto una entrevista. Y como ya lo saben, entre asesores y argumentarios de partido, el político ha perdido la naturalidad y ha convertido la impostura en una seña de identidad.
Debatir, sin embargo, es otra cosa. Ahí se detectan fortalezas y debilidades, mientras el candidato lanza promesas se pueden escrutar cualidades, quedarse con detalles... Sí, es cierto que ya lo hacen cada dos semanas en las Cortes, pero allí los asientos del público están siempre vacíos, solo hablan para los periodistas. No es un reproche al ciudadano por desinterés sino la descripción de una realidad que tiene sus causas: a la hora a la que debaten cada cual está a lo suyo, en su trabajo, con los hijos, en el tren, etc… Es lógico que nunca nadie les haya visto debatir. Pero durante esta campaña electoral hay oportunidad de hacerlo. Es la primera vez que los candidatos a regir nuestros destinos van a hacerlo abiertamente ante toda la sociedad. Desde 1995 no se había repetido la experiencia, pero esta vez con opción de seguirlo por televisión (dias 14 y 21 a las 21.30 en La7 de CyLTV). Aprovéchense de que nunca como ese día se van a sentir tan fuera de juego que hasta sea posible ver esa cara B o C. Como periodista no lo me lo voy a perder, pero como ciudadano con responsabilidad de votar el día 26, tampoco.