El sol ya se aprovecha

Beatriz Jiménez
-
El sol ya se aprovecha - Foto: [[[[[[[[[[[[[[[Eugenio Gutierrez Martinez.; Eugeni

La derogación del conocido como 'impuesto al sol' está animando a empresas y particulares a instalar placas solares para el autoconsumo. También los grandes parques solares viven un 'boom' en la provincia

Poco a poco, como los tibio rayos que van calentando la mañana, parece que la energía solar comienza a despuntar en Soria. El fin del conocido como impuesto al sol, que gravaba el autoconsumo e imponía restricciones a las grandes compañías energéticas, está aumentando la demanda de placas solares, principalmente para uso doméstico, pero también en las empresas. También los proyectos de instalación de grandes parques solares se han disparado.
El viraje legislativo se produjo en octubre de 2018, cuando se reconocía el derecho al autoconsumo compartido por parte de uno o varios propietarios, lo que permite aprovechar las economías de escala, así como a autoconsumir energía eléctrica sin peajes ni cargos. Esto «ha supuesto un fomento de este tipo de instalaciones, al reducirse muchas de las trabas que había a su desarrollo, aunque aún queda algo de normativa por desarrollar», según explican desde Cylsolar, que aglutina a los agentes del sector en la región. Según sus datos, estos cambios «han incrementado las instalaciones de autoconsumo en un 80%» en Castilla y León.
En la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Soria explican que el impacto total es difícil de medir, ya que muchas de estas  instalaciones no necesitan su autorización para funcionar  y generalmente no se registraban. Se refieren a las «instalaciones de autoconsumo aisladas, que no tienen ningún tipo de conexión a red. El montaje se compone simplemente de un o varias placas que alimentan generalmente a una pequeña instalación, complementándose con alguna batería». Hasta el 2019 no tenían ninguna inventariada, pero en lo que va de año ya se han registrado cuatro, (dos empresas, un ayuntamiento y un particular). «Ahora los instaladores son más proclives a tramitar su legalización», explican desde la Junta. 
uso empresarial. Una de las empresas que ha apostado por este sistema energético es Cárnicas Villar. Su factoría de Los Rábanos instalará una planta de energía solar fotovoltaica para autoconsumo con excendentes, para la que ha previsto una inversión de 611.730 euros. El proyecto contempla la instalación de 5.826 módulos fotovoltaicos con una potencia de 1.247 kilovatios. De este modo, la producción anual está prevista en 2.895.600 kilovatios anuales, potencia que generará excedentes. También Soria Natural ha desarrollado un proyecto de una central fotovoltaica para autoconsumo sobre la cubierta de su planta de producción en Garray, con más de 3.200 módulos. Según sus cálculos, la instalación evitará la emisión a la atmósfera de unas 568,750 toneladas de CO2 por año.
Desde la instaladora Electricidad Hernar creen que es precisamente en las empresas donde «más fácil y rentable» resultan las placas fotovoltaicas. Su gerente, Demetrio Grueso, explica que «a partir del periodo de amortización de seis u ocho años, luego todo es ahorro porque lo ideal es que, si instalan 40-50 kw, a partir de entonces ya no pagarán nada por ello». Según el tipo de placas, incluso «luego pueden vender la energía que no consuman en periodos de fines de semana o verano». 
unidas a la red. La otra principal tipología de placas solares son aquellas «en las que se necesita el apoyo de la red porque el consumo así lo requiere», refieren en Cylsolar. De estas últimas existen dos subtipos, con y sin venta de excedentes. De las que pueden vender energía a las compañías distribuidoras, en 2018 se solicitaron tres autorizaciones en la provincia, con una potencia total de 4.069 Kw. Aún están en construcción y todavía no dan servicio. 
Antes de 2018 no hay ninguna solicitud registrada  de las instalaciones solares que están conectadas a la red general pero no venden energía a las distribuidoras. En 2019 se ha solicitado una, con una potencia de 7 Kw. Desde la Delegación Territorial de la Junta apuntan que, «por las consultas que se han realizado», es muy probable que en lo que queda de año se registren varias solicitudes más. 
Alejandro Martínez, de ElectroBleka, también señala que se nota el incremento de demanda. No solo se colocan más placas, sino que en la gran mayoría de trabajos que realiza ahora en viviendas «siempre dejan una pequeña pre instalación para ponerlas en el futuro». El gerente de ElectroBleka cree que a los particulares aún les cuesta «desconectarse de una gran distribuidora», pero en lugares donde no llegan «como granjas o majadas ya es una solución viable y rentable. De la misma opinión es Demetrio Grueso, que apunta que «por lo menos ahora la gente pide información y se interesa por esta posibilidad», algo que con el impuesto al sol no sucedía. El instalador señala que este autoconsumo solar es rentable sobre todo para «viviendas unifamiliares que se usen todo el año, si es para fines de semana no merece la pena». Explica que la colocación y puesta en marcha puede suponer una inversión de «entre 4.000 y 6.000 euros si se quiere tener la misma electricidad», con una amortización de seis u ocho años. 
Grueso cree que, aunque han aumentado las consultas y el número de presupuestos que le piden, el mercado no ha terminado de arrancar. «La gente se interesa, pero pregunta quién lo tiene, cómo le va...», señala. Por eso cree que el mejor aliciente será «el boca a boca, porque el usuario no puede hacer otra cosa que hablar bien porque es algo que funciona». Desde las empresas instaladoras destacan que «apenas dan problemas, lo peor son las baterías porque tienen un periodo de vida de unos ocho años, pero la mayoría de instalaciones no las necesitan porque van unidas a la red y sirven de complemento».  
iniciativas. Para dar a conocer y promocionar esta alternativa energética, alumnos y profesores del CIFP Pico Frentes han participado en la instalación de placas solares en el parque de maquinaria de la Diputación de Soria, fruto del convenio de colaboración entre ambas instituciones para desarrollar acciones conjuntas orientadas a la instalación y monitorización de energías renovables. 
Los alumnos de los ciclos formativos de grado superior de Energías Renovables y de grado medio de Instalaciones Eléctricas Automáticas realizaron previamente un estudio de la energía solar fotovoltaica instalada en el parque, así como su diseño, para proceder posteriormente a su montaje. La instalación está ahora disponible para que el alumnado pueda monitorizarla y realizar prácticas formativas en cursos sucesivos. 
Todos son pequeños pasos para terminar de impulsar la energía solar en España, el país europeo que recibe mayor cantidad de radiación solar susceptible de ser convertida en electricidad. En Soria hay unas 2.821 horas de sol al año, según los últimos datos del INE.