Raquel Frías aspira a revalidar el Nacional

S.Recio
-

#VIDEO La ansiedad y la irregularidad han marcado la temporada de Raquel Frías, ahora busca revalidar su título nacional en Soria

Hace ahora exactamente un año, Raquel Frías se proclamaba Campeona de España de Campo de Tiro con Arco. En apenas cuatro años la arquera soriana llegaba a la cima de su deporte en una temporada en el que además participaba en su primer mundial. Detrás de todos estos éxitos algo había cambiado en su cabeza, «antes de ese campeonato, en 2018 ya empezaba a notar una presión distinta, iba con la fijación de que como había estado en un mundial tenía que hacerlo muy bien, no disfrutaba, y eso ha hecho que este año haya sido muy complicado». 
Con mucho trabajo mental ha conseguido poco a poco volver a su ser y ahora afronta con optimismo el Campeonato de España de Campo que se celebra el 13 y 14 de julio en Soria, una cita a la que aspira «a lo más alto.Creo que estoy en mi mejor momento de la temporada, vengo de ganar el regional y estoy bien física y mentalmente». Hasta llegar a esto ha pasado una auténtica odisea, una batalla contra sí misma que ha conseguido ganar, ahora sí disfruta pero eso no ha sido nada fácil.
ansiedad. Al comenzar esta temporada el circuito nacional algo no estaba bien, la cabeza de RaquelFrías no funcionaba como lo hacía antes, «empecé a notar que flojeaba ya al final de la temporada pasada». Esto obligó a un parón de tres meses «por estrés y cansancio». Necesitaba desconectar por completo de un deporte que compagina con el trabajo diario, «a veces es muy complicado y los problemas de una cosa te los llevas a la otra».

Raquel Frías aspira a revalidar el Nacional
Raquel Frías aspira a revalidar el Nacional - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez.
Tras ese descanso comenzó su particular pretemporada, «como pasa en cualquier deporte al principio no encontraba mi ritmo». Pasó el primer mes y no lograba tirar como quería, «me lo tomé con una calma algo inusual en mí porque no suelo tener paciencia».Era algo que tenía que pasar, «me lo decían los compañeros, estos baches son lógicos en la carrera de un arquero y en mis cuatro años todo había ido prácticamente perfecto». Raquel no se rindió y confiaba en que el bache pasase, «aunque ahora tiro muy cómoda esto todavía no ha pasado del todo pero es cierto que ahora estoy mejor y vuelvo a disfrutar a la hora de competir».
Es complicado meterse en la cabeza de un deportista para detectar cuál es el problema cuando se llega a una situación de este tipo, pero en una disciplina como el tiro con arco el compañerismo hace que llegar a localizar el foco de esa ansiedad fuese un poco más sencillo, «mis compañeros me decían que no era la misma tirando». La soriana se caracteriza por ser una arquera que agota el tiempo de preparación hasta el límite, «lo hacía todo muy deprisa, no hacía lo que siempre me ha funcionado». Un auténtico combate mental y una lucha constante que hacía que llegase a corregirse a sí misma antes de tirar, «luchaba contra la cabeza. Cuando ella decía quiero soltar ya, yo era más mala que ella. Llegaba incluso a bajar el arco y a repetir el proceso para agotar ese tiempo».
En cada campeonato, cada fin de semana, los resultados eran toda una incógnita, «en Huesca en abril fue cuando me dijeron que tiraba demasiado rápido.En mayo en Cataluña fue mi peor puntuación y acabé muy tocada porque fue desastroso». A partir del 11 de mayo empezó a controlarlo de otra forma.Ahora todo está en su sitio y desde hace semanas está simplemente centrada en la rutina lógica previa a un Campeonato de España.
técnica. La mejora mental ha venido acompañada de un trabajo físico,«voy puliendo ciertos factores como usar más la espalda a la hora de tirar. Lo llevo trabajando ya bastante tiempo y creo que va dando resultado». Todo listo para un Campeonato de España que reunirá en Soria a lo mejor del panorama nacional, «viene campeones de Europa y del Mundo». En cuanto a sus rivales, «son las mismas de año pasado con la diferencia de que yo no he conseguido tener la regularidad necesaria para llegar a esta cita, pero los nombres son los mismos y estará más en lo que yo pueda hacer».
Si Raquel está a su nivel puede «aspirar a lo más alto, esa es la idea». Para ella competirá en casa, «es un lujo porque el clasificatorio será el sábado 13 de julio en Valonsadero y la final el 14 en el alto de la Dehesa». Una oportunidad única para poder ver un deporte que normalmente no ocupa el centro de las ciudades, «es una disciplina que se compone de dianas a una distancia determinada y otras que solo podemos medir con el ojo». Un deporte muy atractivo de ver y con el que Raquel Frías espera que los sorianos puedan valorar  en su justa medida viéndolo de cerca. Ahora solo queda que la arquera soriana vuelva a ser la que era, que consiga olvidar todos los miedos y dudas para intentar revalidar un campeonato del que mantiene por el momento el trono. Ganar es una prioridad pero conseguir hacerlo volviendo a disfrutar de lo que más le gusta es una obligación.