scorecardresearch

"Hay que visibilizar el servicio que hacen los inmigrantes"

Juana Samanes
-

El joven cineasta ha centrado su carrera profesional en reflejar la problemática que viven los refugiados políticos y los inmigrantes en general

"Hay que visibilizar el servicio que hacen los inmigrantes"

Con el título de Bienvenidos a España, el director de cine Juan Antonio Moreno cuenta la historia de un grupo de refugiados, recién llegados a España, que se alojaron en un antiguo puticlub reconvertido en centro de acogida. Durante dos años su cámara siguió su deseo de aprender, su sorpresa ante nuestras costumbres o la forma en que fueron recibidos. Un trabajo que lanza una mirada optimista y esperanzadora de convivencia multicultural. 

¿Cómo surge la idea de un documental sobre refugiados?

Proviene de mi experiencia personal y profesional con los refugiados, y debido a que en anteriores películas he abordado este tema y el de la migración en general. Me parece que Bienvenidos a España era una película necesaria en el momento que vivimos porque somos el país de puerta a Europa, tanto de paso como receptor de refugiados, y no sabemos que les ocurre cuando llegan a nuestro país. Es una película sobre España y los españoles vista por personas que llegan a nuestro país.

En la película se refleja la multiculturalidad de los centros de refugiados pero, intuyo, que eso también se traduce en problemas.

Hay problemas como en cualquier otro espacio, sobre todo, cuando hay personas que tienen una cultura o una identidad distinta pero, sin duda, al final es un enriquecimiento mutuo el poder verse en el otro y encontrar los puntos en común.

Se suele afirmar que los hispanoamericanos, por idioma, religión y cultura son los que mejor se integran en España. En su película hay una abuela venezolana que es un buen ejemplo de ello.

Efectivamente, es una mujer que ha sido capaz desde una depresión a llegar a ser una luz para el resto de personas de ese centro de refugiados. Los refugiados pueden venir por diferentes causas. En España, los que cogen la fruta son africanos, quienes cuidan a nuestros mayores son hispanos o de Europa del Este y los camareros suelen venir diferentes países. Creo que hay que visibilizarlo y mostrar el enorme servicio que ofrecen no solo en España sino en todos los países occidentales. 

Vemos en su documental que, sobre todo, los jóvenes inmigrantes vienen pensando que vivir en España es fácil y la realidad les supera.

Es muy difícil vivir en España y el choque es muy duro. Se ve la ilusión que tienen cuando llegan y, a medida que va pasando el tiempo, lo tienen difícil para encontrar su lugar en la sociedad. 

Acaba diciendo en su película que España es un país acogedor y cálido pero, ¿cree que estamos en condiciones de aceptar inmigrantes?

Creo que hay que hablar de ello. Se emiten mensajes de postverdad de que nos roban el empleo y tenemos que ser honestos sobre los trabajos que deben cubrir esas personas, en otros países esto ya se ha hecho. 

España es un país de acogida, pero uno de los problemas que surgen es cuando los que vienen no respetan nuestras costumbres. Me refiero a los que, en ciudades como Madrid, están provocando los Menas.

La realidad de los Menores no acompañados es totalmente diferente. La mayoría son de origen magrebí y creo que la educación es el camino para conocernos y convivir en paz.