scorecardresearch

Violencia machista: la semana más negra

Agencias
-

El Gobierno llama a la unidad feminista y a hacer frente a las corrientes negacionistas tras la muerte de seis mujeres en los últimos siete días

Una mujer enciende una vela en Sa Pobla, en memoria de la joven de 28 años asesinada por su expareja el pasado día 18. - Foto: CATI CLADERA

Después de una semana negra para la violencia machista en España, que deja un terrible saldo de seis mujeres y el hijo de una de ellas muertos en los últimos siete días, las autoridades lanzaron ayer un llamamiento a la reflexión y el refuerzo de los actuales mecanismos para combatir esta lacra. 

En concreto, fue la secretaria de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género, Noelia Vera, la que puso el foco sobre la cuestión, reclamando «unidad feminista» ante el problema y pidiendo hacer frente a la existencia de «actores sociales, institucionales y políticos» que «todavía niegan la gravedad de la situación en el país».

Vera compareció en la Comisión del ramo en el Congreso, que comenzó la sesión con un minuto de silencio por las últimas víctimas que secundaron todos los grupos. Sin embargo, la portavoz de Vox en el órgano, Lourdes Méndez, explicó que el silencio de su partido es «para todas las personas asesinadas y todos los homicidios que se han producido esta semana».

«Lamento profundamente que incluso en un momento así, ni siquiera seamos capaces de sumarnos a una situación tan dramática. Aunque sea por respeto», apuntó la presidenta de la comisión, la socialista Pilar Cancela.

A pesar de que la comparecencia de Vera tenía como objetivo un repaso a las líneas de actuación de su departamento para esta legislatura, la secretaria de Estado comenzó su intervención refiriéndose a la reunión del Pacto de Estado contra la Violencia de Género convocada de urgencia por la ministra de Igualdad, Irene Montero, tras los últimos asesinatos.

 

Tiempo de reflexión

El objetivo de este encuentro, apuntó Vera, era «hacer una reflexión conjunta» pero, especialmente, «activar los mecanismos institucionales de los que dispone» el país y «coordinarlos para una mejor respuesta» en esta materia. De hecho, explicó, que la intención del Ministerio es convocar al Pacto «con carácter de permanencia» sin que sea «un encuentro puntual», sino que «se mantenga en el tiempo».

La número dos de Montero afirmó que los asesinatos de la última semana deben hacer reflexionar a todos los actores implicados, no solo por «la gravedad de las cifras», sino «por el hecho de saber que muchas de esas mujeres habían pedido ayuda y no llegó a tiempo o no fue suficiente». «Eso lo tenemos que admitir y a partir de ahí trabajar», declaró.

En este sentido, reconoció que existen protocolos de actuación en esta materia «que llevan cinco años sin ser actualizados». Una situación que tachó de «inadmisible» y que no se puede «sostener más en el tiempo». A su juicio, estas medidas han de ser puestas «en el centro».

Al final, indicó, el objetivo es implementar la prevención para las mujeres que no denuncian y realizar un mejor análisis del riesgo y protección para las que sí lo hacen.

Vera manifestó que, tanto el Gobierno como Igualdad, se comprometen a «activar los mecanismos necesarios» de prevención, atención y protección de las mujeres víctimas de esta lacra y sus hijos y, apuntó, que las «miras» tienen que estar puestas en ello y en «blindar el mejor sistema según establecen los estándares internacionales de derechos humanos».

Para ello, sentenció, el Pacto de Estado contra la Violencia de Género es «fundamental» y, desde su punto de vista, debe ser la «vacuna» frente a esta lacra.