Un marco de comprensión del fenómeno comunero

C. Combarros (Ical)
-

La exposición 'Comuneros: 500 años' abre hoy sus puertas en el vestíbulo de las Cortes para arrojar luz sobre «un periodo muy oscuro de la historia de España» con obras de arte de todos los museos nacionales

Imagen del interior de la muestra expositiva ubicada en las Cortes de Castilla y León. - Foto: Margareto (Ical)

Un marco de comprensión del fenómeno comunero desde el equilibrio, sin buenos ni malos, que busca que el espectador pueda comprender lo que aconteció en aquel tiempo, en esa época y en esas circunstancias, durante un periodo muy oscuro de la historia de España, que es más bien desconocido: el que va desde el final del reinado de los Reyes Católicos hasta los primeros años de Carlos V». Así condensó Eliseo de Pablos, director de la exposición ‘Comuneros: 500 años’, el contenido de la «magna exposición», en palabras de Luis Fuentes, presidente de las Cortes y de la Fundación de Castilla y León, que hoy abrirá sus puertas en el vestíbulo del parlamento autonómico, donde permanecerá para deleite del público hasta el próximo 20 de septiembre.

La muestra, explicó Fuentes, «es un gran escaparate abierto a Europa para mostrar el riquísimo patrimonio material e inmaterial que atesoramos en el territorio». Con la presentación a los medios, que tuvo lugar ayer, arranca la celebración del quinto centenario del movimiento comunero en Castilla y León, un ambicioso proyecto que se prolongará durante los próximos meses, con otros acontecimientos como el congreso internacional que tendrá lugar en el mes de mayo, el estreno de un documental y de una ópera con música en directo de la Oscyl, y el amplio programa de actividades desatollado por 65 entidades locales de toda la Comunidad. 

La exposición, precisó Fuentes, «lleva gestándose más de diez años», y reúne «150 piezas de incalculable valor, algunas inéditas para el gran público», que han llegado a Valladolid gracias a la «generosidad de 45 entidades prestadoras», entre las que citó al Museo del Prado, la BNE, los museos catedralicios de la autonomía o la Fundación BBVA, entre otras muchas. «Por primera vez se exhiben reunidas piezas de todos los museos nacionales españoles, además de una gran colección de documentos valiosísimos, desde el decreto de excomunión de los comuneros o las Leyes Perpetuas, y joyas de iglesias desconocidas de Castilla y León que atestiguan la transición del Renacimiento al Barroco en las distintas artes», señaló Eliseo de Pablos.

Un marco de comprensión del fenómeno comuneroUn marco de comprensión del fenómeno comunero«Llevamos muchísimos meses trabajando en que salga esto adelante, con unas últimas semanas de un ajetreo monumental. El vestíbulo ha estado prácticamente cerrado un par de meses y nuestra sede se ha convertido casi en un campo de batalla. Hace escasa media hora terminábamos de recibir y colocar el último de los tapices que nos ha llegado, pero ya está todo a punto para que todos lo puedan disfrutar», señalaba el presidente de las Cortes, Luis Fuentes, instantes antes de comenzar el recorrido con los medios.

Mientras los técnicos procedían a montar y colocar alguna de las últimas piezas recibidas, como el representativo busto del emperador Carlos V procedente del Museo Nacional de Escultura, los medios de comunicación recorrían el itinerario, que comienza con una antesala donde varios cilindros retroiluminados rescatan algunas frases de la Ley Perpetua del Reino de Castilla, redactada en agosto de 1520 en la ciudad de Ávila y promulgada en septiembre de 1520 en Tordesillas por las Cortes. Ese documento está considerado como «la primera constitución democrática del mundo», según apuntó De Pablos, que recomendó que los actuales procuradores lean todas esas sentencias, pues tienen una «extraordinaria» vigencia.

Una mirada transversal

La exposición se articula en torno a cuatro ejes como son ‘Contra traidores y desleales’, donde se presenta a uno y otro bando; ‘Castilla en la encrucijada: la ruptura del equilibrio’, sobre el conflicto; ‘El tiempo habitado’, para mostrar la realidad social y la vida cotidiana de aquel momento; y ‘Memoria recuperada. Memoria creada’, donde las piezas recuperadas de los siglos XV y XVI se unen a obras de los siglos XIX y XX que permiten repasar cómo las generaciones posteriores han preservado y recuperado la memoria del movimiento comunero.

Un marco de comprensión del fenómeno comuneroUn marco de comprensión del fenómeno comunero«Esta iniciativa emerge como uno de los grandes pilares del proyecto ‘El tiempo de la libertad. Comuneros V centenario’, que busca divulgar el trascendental legado que nos dejaron los comuneros, así como dinamizar los sectores culturales y turísticos que han sido tan golpeados por esta terrible pandemia. Estamos orgullosos de esta exposición, y agradecidos de poder tenerla aquí, en las Cortes», apuntó Luis Fuentes. En ese sentido, al concluir el recorrido, el director de la muestra, Eliseo de Pablos, recalcó que «Castilla y León tiene que estar orgullosa de esta gran exposición, que servirá para proyectar la Comunidad en otras regiones españolas e incluso fuera de España».

El cuadro ‘Los Comuneros’ de A. Gisbert, una de las obras más importantes de la exposición.
El cuadro ‘Los Comuneros’ de A. Gisbert, una de las obras más importantes de la exposición. - Foto: Margareto (Ical)