Rivera insiste que España "no es un botín a repartir"

Agencias
-

El líder de Ciudadanos critica la paralización del país por culpa "de un ministerio" y que lo único que separe a Sánchez e Iglesias sea "el ego, que no les cabe en la silla"

Rivera insiste que España "no es un botín a repartir" - Foto: Eduardo Parra Europa Press

Albert Rivera ha cargado contra el candidato socialista, Pedro Sánchez, por tratar a España como "un botín para repartirse" y ha lamentado que haya paralizado el país "por un ministerio".
"¡Cómo puede ser que no se hayan puesto de acuerdo por un ministerio, qué triste!", ha exclamado Rivera en su intervención en el debate de investidura después de conocer que ésta no saldrá adelante por la previsible abstención de Unidas Podemos.
Ha insistido en referirse a "los socios", que dice que apoyan al secretario general del PSOE "como la banda de Sánchez" y ha afirmado que por mucho que alargue "el teatro" esta situación seguirá "como un culebrón de verano, repartiéndose ministerios e insultándose".
Según Rivera, lo que separa hoy a Sánchez y al líder de Podemos, Pablo Iglesias, "solo es el ego, que no les cabe en la silla y por eso no se han puesto de acuerdo".
"El plan Sánchez era esto, llegar al final y repartirse el botín, pero no se han puesto de acuerdo en cómo hacerlo", ha dicho el líder naranja, subrayando que los españoles "no se merecen ni este espectáculo ni un gobierno con esta banda ni un presidente como usted". Además, el líder de Cs ha defendido que España se merece un Gobierno que "se ponga en marcha" y que discrepa de "muchas cosas" del PSOE y Unidas Podemos, pero le ha recordado a Sánchez que tiene el mandato del Rey para formar Gobierno. "Usted no es el Rey, sino el candidato, y tenía un mandato pero ha fracasado por su incapacidad de ser serio", ha dicho. 
A juicio de Rivera, el enfrentamiento entre Sánchez e Iglesias se ha reducido a los sillones: "No se han peleado por las políticas, les importan un bledo". Todo lo contrario, ha puesto de ejemplo, al acuerdo que Cs y PP pactaron en Andalucía, con el apoyo de Vox, que ha permitido a dos proyectos distintos juntarse para gobernar y sacar adelante unos presupuestos.