El estigma defensivo del 'cholismo'

Europa Press
-

Simeone critica que juzguen su estilo cuando él insiste que a lo largo de su carrera ha apostado siempre por ganar y ha combinado la fortaleza con un juego campeón que ha cambiado la mentalidad de todo el Atlético de Madrid

El estigma defensivo del 'cholismo' - Foto: Rodrigo Jiménez Rodrigo Jiménez

El entrenador del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone, lamenta que se crea que solo tiene "un único pensamiento" a la hora de jugar y que eso le acarre un estigma de ser "defensivo", y confiesa estar cansado de escuchar que hay que "jugar bien" porque, por encima de un estilo u otro, "cuando llega una final de Mundial o de Champions sólo se quiere ganar sin importar el cómo". 
"Tal vez algunos creen que tengo un único pensamiento", señala Simeone en una entrevista a La Nación, donde lamenta tener el "estigma" de ser "defensivo", aunque no esconde que por su paso por el Calcio y por el fútbol de su país sigue "una cultura que reúne al talento con la fortaleza". 
Sin embargo, también repasa su paso por River Plate que "en ese momento era un Real Madrid" porque se dedicaba a "contratar figuras". "Y dirigirlas no es lo mismo que dirigir a un equipo, pero nos acomodamos. Y lo hicimos muy bien en el primer semestre, con una propuesta que reunía a Buonanotte, Alexis Sánchez, Falcao, Abreu, Ortega...", rememora. 
Además, ya en el Atlético, subraya la victoria en la final de la Liga Europa de 2012 ante un "equipazo" como el Athletic y donde jugó con "Adrián, Gabi, Mario Suárez y Diego, que era un enganche; Arda y Falcao" y la de la final de la Copa del Rey del año siguiente ante el Real Madrid con "Costa, Falcao y Arda arriba, y Koke, Gabi y Tiago en el medio". "¿Se puede decir que esos equipos son defensivos? Con Juanfran de lateral, que fue criado como extremo, y Filipe del otro lado, que era el mejor en ese momento", se pregunta. 
El Cholo también reconoce que ahora, "desde el crecimiento económico" que está viviendo el conjunto colchonero, empiezan a mirar futbolistas "con otras características". "Pero siempre es más fácil reducir todo a que Simeone es defensivo", lamenta. 
"Para cambiar la historia de un club tienes que ganar, eso lo tengo claro. En estos siete años y medio, ganamos siete títulos, y perdimos tres finales, dos de Champions, de Champions, y una de Supercopa de España contra el Barcelona por un gol de visitante. Al Atlético se le está empezando a posicionar en esos lugares que ocupan el Liverpool, el Inter o la Juventus, y en ese grupo, presupuestariamente, todavía ocupamos el puesto 15", puntualiza el técnico rojiblanco. 

Evolución

Además, deja claro que, "aunque no lo parezca", es un entrenador "con la cabeza muy abierta para seguir moldeando" las que se consideran sus "virtudes". "Cuantos más desafíos tenga la gente que me rodea, y me provoque saludablemente, podré seguir mejorando. Yo en la pasividad no sirvo, no funciono. En la dificultad sí, y soy capaz de reinventarme un montón de veces. No me sirve el confort porque me estanco", recalca.
El Cholo también insiste en que "el talento al servicio del equipo potencia a los equipos" y que no hay que olvidar que "la condición física de los equipos es tremendamente importante, tanto como la táctica", poniendo como ejemplo a la Francia campeona del mundo, cuya virtud "fue buscar su potencial desde el armado de un equipo", o a un Liverpool que tiene "talentos individuales llevados a lo que necesita el equipo". 
"Lo que es bueno es lo contundente, lo que te acerca a generar resultados, y lo vistoso puede ser bonito, pero quizá no te asegura resultados. Ganas 5-4 y está bien, pero yo gano 1-0 y está mal y soy avaro. ¿Por qué el 5-4 está mejor que el 1-0? La gente consume algo que es muy lindo de la boca para afuera, pero después, cuando estás ahí, no es tan simple. El ganar, ganar, ganar y volver a ganar es muy complicado", añade. 
En este sentido, el argentino recuerda que lo que quieren los jugadores es ganar. "Les acercas una propuesta de posesión para acercarnos al campo rival y al principio les encanta. Ahora, pierdes cuatro partidos y los mismos jugadores quieren la contundencia y tenerla un poco menos. Los entrenadores debemos evaluar todo y tener soluciones para cuando juegas mal", comenta. 
"Yo me canso de escuchar que hay que jugar bien, pero cuando llega una final del Mundial, de la Champions o de la Copa América todos quieren ganar, no importa cómo. Ahora, en todo el recorrido previo si se habla del cómo y las formas. Tengo que jugar como el equipo me permita jugar y del modo que, según las características de mis jugadores, se potencie el conjunto. Tengo que intentar ganar porque sino te echan", declara Simeone.

Messi vs Ronaldo 

Finalmente, tiene palabras para su compatriota Leo Messi. "Lo que le hace excepcional es que no le importa absolutamente nada. Él solo quiere ganar y hacer goles. Le pones en un 4-4-2 de Valverde, en un 3-5-2 con Luis Enrique, en un 4-3-3 a la derecha con Guardiola o como falso punta falso y él juega. Lo único que le importa es tener un equipo alrededor que piense en ganar, y él, en hacer goles", advierte. 
"Todos se queman la cabeza pensando que si compite contra Maradona o, contra la historia. Yo creo que solamente compite contra Ronaldo y esa competencia les ha hecho mejores a los dos. Posiblemente quiere salir campeón del mundo, quiere ganar una Copa América, pero él solo compite contra Ronaldo para ver quién es hoy el mejor", sentencia.