El BCE asegura que los tipos bajos han favorecido a la banca

SPC
-

De Guindos insiste en que la institución europea evitará subir los intereses hasta dentro de un año como mínimo y descarta que las entidades vayan a cobrar a sus clientes por los depósitos

El BCE asegura que los tipos bajos han favorecido a la banca - Foto: ROMÁN G. AGUILERA

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, defendió ayer que el impacto de los bajos tipos de interés ha sido positivo para la rentabilidad de la banca europea. 
 El que fuera ministro de Economía en España durante el Gobierno de Mariano Rajoy declaró que «para el BCE los bajos tipos de interés no son una causa de la baja rentabilidad de la banca por que han generado una situación de recuperación económica que ha permitido la reducción de los préstamos dudosos, además de un incremento de la demanda de crédito». 
De Guindos sostuvo que el objetivo de la política monetaria «es la estabilidad de precios, no la rentabilidad de los bancos». «Nosotros establecemos nuestra política monetaria en función de la evolución de la inflación y creemos que la política monetaria implementada por el BCE en los últimos años está detrás de la recuperación económica, que es positiva para los bancos de forma más intensa que el impacto negativo de los bajos tipos», subrayó.
En este sentido, apuntó que la recuperación ha propiciado una reducción de los niveles de provisión, lo que a su vez favorece la mejora de los márgenes bancarios. «Por tanto, los tipos bajos, a pesar de tener un impacto, en una visión global han tenido un balance positivo». En esta línea, descartó, además, que las entidades financieras vayan a comenzar a cobrar a sus clientes por los depósitos. 
Asimismo, el economista indicó que la institución europea tiene «en alta consideración la calidad» del análisis realizado por el Banco de España sobre la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) a 900 euros y el efecto que puede tener en los datos de creación de empleo, si bien añadió que «no entra en políticas nacionales». 
El Banco de España sigue manteniendo que la subida del 22,3% del salario mínimo, hasta 900 euros, «terminará teniendo un impacto negativo en el empleo». 
Sobre la economía española, el banquero apostilló «España va a crecer por encima del 2%, mientras que la eurozona lo va a hacer ligeramente al 1%», avanzó.
 

Bankia. El exministro se mostró optimista respecto a la privatización de Bankia, confiando en que el FROB elegirá un momento adecuado para desprenderse de su participación en la entidad, pese a que su cotización se encuentra en niveles mínimos de los últimos cuatro años. El FROB vendió un paquete de acciones de Bankia en diciembre de 2017 a un precio de 4,06 euros por título, y la entidad actualmente cotiza en el mercado por debajo de 2,1 euros. 
«Los precios a los que se hicieron las últimas colocaciones en este momento son superiores a la cotización actual. Hay tiempo para continuar con la privatización, el Gobierno, el FROB y la propia Bankia elegirán el momento más adecuado», zanjó.