La biomasa logra un volumen de negocio de 145,4 millones

SPC
-

Las estufas y calderas de esta materia evitaron la emisión de 870.615 toneladas de CO2 en Castilla y León, equivalente a la retirada de más de 580.000 vehículos de la circulación

La biomasa logra un volumen de negocio de 145,4 millones. - Foto: Ical

Aunque todavía de forma tímida, la biomasa continúa ganando terreno en Castilla y León, de manera que el sector cerró el año pasado con un volumen de negocio que alcanzó los 145,4 millones de euros, un cinco por ciento más que en 2017, y la creación de 1.694 puestos de trabajo de los 9.606 que tiene el sector en todo el territorio nacional, según el Informe Anual del Observatorio de la Biomasa elaborado por la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom) recogido por Ical.
Con estos datos, Castilla y León se posiciona en el segundo lugar más relevante a nivel nacional en lo que al negocio de la biomasa se refiere, tan solo por detrás de Andalucía, que el año pasado experimentó el mayor crecimiento nacional, de un 21,4 por ciento, hasta alcanzar una cifra de negocio de 177 millones de euros. En este caso, la Comunidad andaluza también lideró el número de puestos de trabajo acumulados durante el año, con un total de 1.945.
Además de en Andalucía y Castilla y León, el volumen de negocio de la biomasa creció el año pasado en otras cinco comunidades autónomas, la misma tendencia que experimentó a nivel nacional, donde aumentó un 1,7 por ciento hasta los 870 millones de euros de volumen de negocio. Tras Andalucía, el mayor aumento se dio en el caso de Baleares (19,3 por ciento), seguida de Cantabria (11,6 por ciento) o Comunidad Valenciana (10,7).
Por el contrario fueron once las comunidades en las que el negocio generado por la biomasa cayó respecto al año anterior. El principal descenso se dio en Navarra, con un 16,7 por ciento, seguido de Aragón (16,3 por ciento), La Rioja (14,4 por ciento), Murcia (13,3 por ciento) y Extremadura (12,5 por ciento).
En número de empleos, Castilla y León también ocupa la segunda posición nacional, con un total de 1.694 empleos. La Comunidad casi dobla a la tercera región más próspera en creación de puestos de trabajo dentro del sector, que es Cataluña (981), seguida de Castilla-La Mancha (794) o Galicia (665). Esta misma clasificación se sigue en el caso del número de equipos en funcionamiento, que encabeza Andalucía, con 78.205 (2.305,8 megavatios), seguida por Castilla y León, con 44.755 equipos (1.529,7 megavatios) o Cataluña, con 27.588 equipos (1.152,6 megavatios).
Al hacer alusión a la energía consumida, Castilla y León se posicionó como líder a nivel nacional, con 281.607 toneladas equivalentes de petróleo (un 7,2 por ciento más que el año anterior), seguida de Andalucía, con 183.400 toneladas equivalentes (un 10,6 por ciento más), y de Cataluña, con 151.475 toneladas (un 7,5 por ciento más).
Por último, según este mismo informe, Castilla y León también lideró la cantidad de emisiones reducidas gracias a las estufas y calderas de biomasa, que evitaron la emisión de 870.615 toneladas de CO2, el equivalente a 580.410 coches en circulación.
sin prisa pero sin pausa. El presidente de Avebiom, Javier Díaz, reconoció que los datos «son buenos» en una Comunidad que sigue «una tónica creciente» a la hora de copar espacio a los combustibles fósiles. Aunque estimó que se podría avanzar «más deprisa», se felicitó de que el crecimiento esté siendo «bastante bueno», algo que atribuyó al «enorme potencial» que tiene la Comunidad, donde se dispone de una climatología benévola, pero también una cantidad de biomasa «muy importante» y unas instalaciones de producción y transformación, tanto de pellets como de astillas, que son «punteras» a nivel nacional en calidad y en cantidad.
Díaz consideró que todas las provincias, en general, avanzan de forma notable en la instalación, aunque en recursos disponibles destacó los casos de León, Soria o Burgos, que son las que disponen de mayor cantidad de biomasa y que, por lo tanto, son «las más potentes» y donde se encuentran las industrias más importantes.