CRÓNICA PERSONAL

Pilar Cernuda

Periodista y escritora. Analista política


El PSOE Se afianza y el PP salva los muebles

Pedro Sánchez puede cantar victoria porque ha ganado holgadamente todas las elecciones de mayo, pero el PP, cuyas perspectivas eran muy pesimistas al inicio de la jornada electoral, ha tenido unos resultados mejores de lo previsto e incluso ha conseguido -al menos a la hora de escribir esta crónica- una heroicidad no prevista: hacerse con el ayuntamiento de Madrid si Martínez Almeida logra la confianza y el apoyo de Ciudadanos y Vox. Incluso podría el PP convertir a Isabel Ayuso en presidenta del gobierno madrileño, y ha incrementado las expectativas que le daban los sondeos en número de escaños al Parlamento Europeo.

Celebradas las elecciones de abril y mayo con un resultado peor del que buscaba Casado –se creía capaz de llegar a Moncloa en el primer envite- ya puede trabajar a fondo para poner el PP en marcha, pues aunque ha aguantado el tipo en las municipales y autonómicas, los 66 escaños en el Congreso pesan. Pesan mucho. Sobre todo porque Ciudadanos le pisa los talones.

El partido de Rivera ha arraigado con fuerza, lo demuestran los resultados de estas elecciones de mayo que tanto importan parta afianzar poder local y municipal y hacer oir su voz en Europa. Ciudadanos ha sabido encontrar su espacio, al igual que ha sabido encontrarlo Vox. No le ha ido tan bien en mayo como en abril, pero Vox pisa un terreno que no se mueve bajo sus pies; si no se echa al monte en los próximos cuatro años, puede hacerse con parte de los votos que hasta ahora han estado en manos del PP. Esa debe ser una de las preocupaciones de Casado si pretende relanzar el partido que preside.

Pablo Iglesias, tras lo ocurrido en estas elecciones, tendría que hacérselo mirar. No ha logrado, ni de lejos, el resultado que esperaba, y en Madrid ha recibido un buen revolcón porque como se dice coloquialmente, Errejón le ha hecho un buen roto. Sin embargo, Podemos sigue siendo necesario para que los socialistas gobiernen en importantes regiones y esa es la fuerza de Iglesias que, como ha demostrado sobradamente en las últimas semanas, lo único que le interesa es colarse en el gobierno de Sánchez: no dudará en apoyar a los socialistas allá donde necesiten concejales o diputados autonómicos, Iglesias entregará lo que se le pida con tal de que Sánchez le haga ministro. Pero si desde hace meses los de Podemos cuentan que Iglesias va a ser relevado en su próximo congreso, ahora más que nunca eso parece que es incuestionable, porque no ha sido capaz de mantener fuerte su partido, ni las alianzas con las famosas confluencias, más allá de una legislatura.

Se ha superado el trance de las elecciones sucesivas que han provocado tanta convulsión política. Llega la hora de los pactos … y de gobernar. En España, en las comunidades autonómicas, y en los ayuntamientos.


Las más vistas

Opinión

De capitales y reinos

La cuestión principal es el desequilibrio territorial de Castilla y León, acrecentado por un centralismo que todo lo acapara y deja a las periferias con las migajas